Opinión

  • | 2014/12/15 16:15

    El reto de gestionar la Paz

    El relato sobre el cual ha enmarcado el gobierno sus acciones no es cualquier cosa, por eso el presidente debe empezar a demostrar por qué la paz es un excelente negocio social. Opinión de Angie Katherine González.*

COMPARTIR

Juan Manuel Santos, logró ganar las elecciones presidenciales de 2010 con un alto porcentaje de votos, 69,5% en la segunda vuelta electoral, y un alto grado de aceptación entre los colombianos. Su estrategia política de “unidad nacional” le alcanzó para formar mayorías en el Congreso. Sin embargo, el panorama fue muy distinto en su segunda batalla electoral.

Conforme como se venía desarrollando el proceso de paz, el país se dividió en dos visiones que representan formas diferentes de acabar con el conflicto. A pesar de las dificultades y el sin número de escándalos que hicieron parte del proceso electoral, el actual Presidente de Colombia logró la reelección con el 50.9% de los votos.

Ahora bien, esa división ha generado costos altísimos en términos de gobernabilidad y capacidad de consenso. A pesar de que los indicadores económicos y sociales demuestran que en muchos sentidos el país ha sufrido mejoras, y aunque los medios internacionales halagan y ratifican una percepción positiva de Colombia frente al mundo; el actual Presidente no logra convencer a los colombianos.

Más allá de los resultados de las encuestas la lectura de lo que está pasando es sencilla, no basta con gestionar bien para recibir la aceptación de los ciudadanos. Los gobiernos deben presentar al público sus acciones.

No es suficiente con hacerlo relativamente bien, pues como ciudadanos necesitamos saber que el gobierno está haciendo algo por nosotros, que está cumpliendo con sus compromisos electorales. La manera más efectiva en la que un gobierno puede mostrar sus logros es a través de la construcción de un relato capaz de otorgar estabilidad y coherencia a las políticas, los proyectos y las decisiones que se toman.

La idea de gobernabilidad está ligada al consenso, hablar de consenso es hacer referencia a la búsqueda de acuerdos políticamente operantes centrados en la idea de que las políticas de un gobierno deben ser aceptadas socialmente por la mayor cantidad de personas posibles. La legitimidad es un elemento clave para dotar de estabilidad a un gobierno, por eso tiene tanta importancia que el Presidente Santos empiece a mostrar, más temprano que tarde, no solo los retos sino también los beneficios a nivel social y económico que traerá el proceso de paz a mediano y largo plazo.

El gobierno nos ha dicho que hacer la paz es un excelente negocio social para Colombia, pero como ciudadanos necesitamos tener claridad sobre el impacto que este proceso tendrá en las diferentes zonas del país.

Estoy de acuerdo con José Luis Dader cuando afirma que la búsqueda de apoyo no cesa una vez ganadas las elecciones, pues al igual que en el mundo de los negocios, al día siguiente de llegar al poder ha de comenzar la preparación para la próxima batalla.


* Coordinadora Especialización en Marketing Político y Estrategias de Campaña
Universidad Externado de Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?