Opinión

  • | 2016/04/29 00:10

    La Ocde en educación es muy progresista y conviene al país

    Sostengo que en educación, Colombia debería copiar y seguir el ejemplo de los países afiliados a la Ocde. Ellos han priorizado la política educativa, a través de sistemas de prestación públicos, con el propósito de lograr sociedades más equitativas y justas.

COMPARTIR

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que surgió a comienzos de los años 60s del siglo pasado, es una organización que agrupa a 34 países de Europa, Norteamérica, algunos de Asía y Chile en Suramérica, además, existen 5 países en calidad de socios: Brasil, India, República Popular China, Indonesia y Sudáfrica para un total de 39 países que congregan cerca del 80% de la economía mundial. Colombia ha iniciado su tránsito para ser aceptado como país miembro. Desde sus orígenes la misión de la Ocde ha sido promover y cooperar en el desarrollo de políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo.

Qué podemos copiar de la Ocde en educación: primero, aumentar el gasto en educación. La importancia que los países miembros de la Ocde otorgan a la educación oficial se refleja en el gasto educativo. En la Ocde el gasto promedio por estudiante en educación básica y media supera en más de 4 veces el gasto de Colombia, además, el gasto público en educación en promedio alcanza 5,6% del PIB, frente al 4,5% que el país destina al sector para atender una población mayor. Los habitantes de los países de la Ocde menores de 15 años representan el 19% mientras que en Colombia esta población constituye el 28%. En el caso de copiar a los países de la Ocde en incrementar el gasto educativo en más de un punto del PIB, estos recursos sumarían cerca de $9 billones anuales, con lo cual Colombia podría cumplir, en parte, la meta de ser en el 2025 el país mejor educado de América Latina.

Segundo, fortalecer la educación oficial, de acuerdo con el Informe de la Ocde, La Educación en Colombia, al comparar la participación por sector público y privado se evidencia que el país tiene un exceso de educación privada. En Colombia “Las instituciones privadas matriculan el 19% de los estudiantes de primaria y básica secundaria (el promedio de la Ocde es del 10% y 14%, respectivamente) y el 23% de los estudiantes de educación media (el promedio de la Ocde es del 19%). El número de inscritos en educación privada es particularmente alto en la educación superior: 47%, comparado con el promedio de la Ocde del 30%”.

Tercero, incrementar coberturas y equidad, en los países de la Ocde más del 90% de la población entre 4 y 16 años asiste al sistema educativo, en Colombia sólo se garantiza este porcentaje para la población entre 7 y 13 años. Y más grave, según la Ocde el 41% de los estudiantes de 15 años han repetido por lo menos un curso, frente al 12% de los estudiantes de los países de dicha Organización, mientras que en Colombia la duración de la vida escolar para los estudiantes de las familias más pobres en Colombia es de solo 6 años, frente a los 12 años de los estudiantes de las familias más ricas. La Ocde además nos recuerda que en Colombia “solo el 63% de los niños se matriculan en la escuela a la edad adecuada. La incorporación tardía perjudica su desempeño y es más costosa para el sistema”. En educación superior solo el 9% de estudiantes de las familias más pobres logran matricularse comparado con el 53% de las familias más ricas.

Cuarto, mejorar las condiciones de los docentes. La Ocde recomienda que “las mayores expectativas para la profesión docente deberían acompañarse de oportunidades adecuadas de formación y remuneración”. No olvidemos, que la cantidad de gasto educativo de un país determina cómo son los salarios para los docentes y los incentivos a la profesión

Quinto, mejorar la calidad de la educación, para la mayoría de países de la Ocde la calidad de la educación es un proceso integral que incluye la participación de los padres de familia, si bien la Ocde insiste en la necesidad de establecer un currículo único nacional y fortalecer los procesos de evaluación del sistema educativo, también recomienda un apoyo fuerte y estructurado para los niños más pobres y para quienes viven en el sector rural en los primeros años de escolaridad, sostiene que esta decisión podría marcar la diferencia a futuro para los estudiantes desfavorecidos. Los resultados de PISA indican que el 70% de los estudiantes de 15 años de Colombia carecen de competencias básicas de lectura y matemáticas. En matemáticas los estudiantes de Colombia de 15 años (puntuación media 376) tienen un atraso cerca de 3 años con relación al promedio de los estudiantes de los países de la Ocde (puntuación media de 494).

No he estudiado las implicaciones de la adhesión de Colombia a la Ocde en otros sectores, pero para el caso de la educación, si el país copiará por lo menos los 5 puntos anteriores de la Ocde y los estableciera como política educativa con seguridad Colombia tendrá un mejor sistema educativo.   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?