Opinión

  • | 2016/08/31 00:01

    La inflación que genera inflación

    Cárdenas logrará su cometido y la Junta quedará a merced de los pronósticos… aquellos que en el pasado ya nos han fallado

COMPARTIR

Sin lugar a duda la mayor apuesta del mercado de capitales colombiano y el Banco de la República (Banrep) es que la inflación comience a descender en lo que resta del año; los estragos del incremento en los precios de la economía ya los hemos sentido todos, por ejemplo, que en lo corrido del año el precio de los alimentos ha subido un 9.57% y en los últimos 12 meses alimentarnos es 15.71% más caro.

A pesar de que hoy la inflación casi que triplica la meta del Banrep, no hemos entrado en pánico por qué las autoridades monetarias han realizado una excelente labor en hacernos saber que es algo coyuntural, que el niño ya se fue y que los transportadores ya terminaron con su tradicional paro. Sin embargo, en materia de inflación no hay nuevos comienzos y mucho menos perdón y olvido; la inflación generada hasta la fecha reposará en los hombros de la economía al menos hasta diciembre, ayudando a alimentar una espiral maliciosa que de seguro le está sacando nuevas canas a más de un miembro de la Junta Directiva del Banco de la República, menos mal J Uribe ya no tiene ese problema.

Según la encuesta que organiza el Banrep, en el mes de enero de 2016, los analistas esperábamos que la inflación finalizara el año en el 4.83%, la medición de agosto señala que ahora esperamos un 6.77%, lo menos preocupante de esto es que los  economistas somos pésimos  a la hora de predecir; lo que de verdad preocupa son los efectos de segunda vuelta y la activación de mecanismos de indexación.

¿Qué es eso de la segunda vuelta y los mecanismos de indexación?

Acá tocamos el tema de la inflación que genera inflación; en el caso de Colombia una inflación alta a cierre de 2016 va a generar de igual manera incrementos significativos en los precios de la economía para 2017, solo basta con sentarse a pensar todo lo que se ajusta con el IPC de diciembre como referencia: salarios, impuestos, multas, matriculas, presupuestos, etc. Es decir todos estos ítems están indexados a la inflación.

Por este motivo muy probablemente la tasa de intervención del Banco de la República tendrá que permanecer alta un tiempo mayor al estimado y si bien en los próximos meses observaremos un proceso de desinflación importante en la economía, este será un poco más lento de lo que se esperaba.

La peor pesadilla de un banco central es tener la inflación desbordada con un bajo crecimiento económico; estas condiciones se están configurando en Colombia y por eso es probable que la decisión de la JDBR sea mantener las tasas inalteradas en la reunión de agosto; parece que finalmente Cardenas logrará su cometido y la junta quedara a merced de los pronósticos… aquellos que en el pasado ya nos han fallado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?