Opinión

  • | 2014/11/10 15:00

    La nueva moneda

    Según reciente informe de la International Data Corporation (IDC), el 90% de los datos a nivel mundial ha sido creado tan solo en los últimos dos años. Opinión de Jorge Silva Luján.*

COMPARTIR

Otro dato sorprendente tiene que ver con el volumen de registros digitales para este año. Dice que se acerca a los 1.2 millones de zetabytes y que crecerá 44 veces durante la siguiente década. Esta gran cantidad de datos -estructurados y no estructurados- que viene de diferentes fuentes como redes sociales, consultas en motores de búsqueda y sensores digitales es lo que conocemos como Big Data.

Y ¿qué tiene que ver la Data con la moneda? Bueno, la era digital está cambiando la manera en que hacemos negocios. En este contexto, las compañías manejan hoy una diversidad de datos cada vez más grande, debido a las aplicaciones empresariales, a los datos sociales desestructurados y a los sensores y dispositivos conectados, entre otros, que se convierten en la nueva Moneda de cambio.

La oportunidad de negocio está a la vista. Todas las empresas han acumulado la nueva moneda en grandes cantidades, pero no saben cómo invertirla ni cómo generar ganancias con ella. De acuerdo con un estudio de Edgell Knowledge Network, sólo el 80% de los minoristas dice haber escuchado sobre Big Data y de este porcentaje, sólo el 47% entiende cómo aplicarla a su negocio.

Frente a esto, algunos expertos han expresado que “Big Data es la nueva moneda en el mundo de los negocios. Las empresas cuentan con grandes cantidades de datos estáticos y no saben qué hacer con ellos. Es momento de que vean Big Data como riqueza acumulada, no como una carga; y comiencen a obtener ganancias de ella”. En la actualidad existen herramientas y soluciones que pueden ayudar a las empresas a utilizar y aprovechar de mejor manera Big Data, como ya lo hacen algunas organizaciones, que obtienen ganancias al invertir esta moneda de manera más rápida y mejor. Gartner menciona que para 2015, las organizaciones que construyan un sistema moderno de manejo de información van a superar a sus competidores en el ámbito financiero en un 20%.

Por esto es tiempo de re-imaginar los modelos de negocios. Big Data -y todo lo que genera- abre nuevas oportunidades para todo tipo de empresas. La información de valor que se obtiene a través de las herramientas y habilidades adecuadas, hará ganar a las empresas de cualquier tamaño e industria. Con Big Data se generan ciudades más inteligentes, mayor aprendizaje y descubrimiento académico, uso más eficiente de recursos naturales, mejor servicio al cliente en el comercio minorista y mucho más.

Las empresas tienen la oportunidad de ganar $1.6 trillones de dólares en ingresos a lo largo de los próximos cuatro años al aplicar los cuatro factores de las compañías de datos más innovadoras: combinar flujos de datos más diversos dentro de las empresas; utilizar las nuevas herramientas de análisis de datos; proporcionar perspectivas de los datos a más gente y hacer todo eso con rapidez. Eso es lo que llamamos el dividendo de los datos, la nueva moneda que permitirá ganar a las empresas y ser más eficiente a los gobiernos.

Hay un ejemplo que quiero compartirles de cómo se usa Big Data. En la ciudad de Buenos Aires, en Argentina, consolidaron los datos de diferentes sistemas para que los tomadores de decisiones tuvieran información para planear los proyectos que los ciudadanos necesitaban. Este ‘City Dashboard’ recibe más de 70 mil nuevos reportes, quejas y otras notificaciones. Esto permite obtener en tiempo real un análisis del estado de los procesos de gobierno útiles para la adecuada y oportuna toma de decisiones.

Con las herramientas adecuadas las empresas y los gobiernos pueden lograr que este nuevo activo genere ganancias. Los datos son la nueva moneda.


* Presidente de Microsoft Colombia


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?