Opinión

  • | 2017/02/12 00:01

    La costa exige la liquidación definitiva de Electricaribe

    Mientras Electricaribe continúe en la costa, los habitantes de la región no van a tener un servicio de energía de calidad. Y sí que lo merecen.

COMPARTIR

En los próximos días, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tendrá que tomar una determinación frente al objeto de la intervención de Electricaribe, la decisión no puede ser otra que la liquidación de la empresa.

Aunque la buena gestión de la Superintendencia y del agente especial al frente de la intervención evitaron que los problemas de flujo de caja de la empresa, y el incumplimiento de sus obligaciones ante el administrador del mercado de energía y los generadores, terminaran sometiendo a la costa a un apagón indefinido; lo cierto es que los problemas que tiene el servicio de energía eléctrica en la costa sólo se solucionarán del todo cuando un nuevo operador con músculo financiero asuma la prestación del servicio.

Se necesitan recursos para que la región salga del rezago en su infraestructura energética, para que se mejore la calidad del servicio y se cobren tarifas justas por el mismo. Recursos que Electricaribe no tiene.

Las dificultades que tiene la empresa son muy graves. El más reciente informe del agente especial, Javier Lastra, revela que la mala gestión de la empresa la llevó a que, justo antes de la intervención, enfrentara limitaciones en el suministro de energía sumadas a una avalancha de cancelaciones anticipadas de contratos de compra de energía.

Esta situación modificó el portafolio de suministro de energía de la empresa y la sobrexpuso a bolsa. Para el 2017, la empresa apenas tenía contratada un 37% de la energía que necesitaría, lo cual haría prácticamente imposible que los usuarios pudieran tener algún beneficio en sus tarifas, incluso adelantando inversiones para mejorar calidad en el servicio y reducir pérdidas de energía.

Le sugerimos leer: En vez de despilfarrar los regursos de las ragalías, apostémosle a los maestros y a la educación

La problemática llegó al punto de que tan sólo para respaldar el cumplimiento futuro de las obligaciones mercantiles de la empresa y para asegurar el suministro de energía eléctrica por parte de los generadores, se tuvieran que gestionar garantías con la Nación y el Fondo Empresarial de la superintendencia por valor de $470 mil millones.

El agente especial delegado por la Superintendencia también tuvo que llevar a cabo una nueva convocatoria en la que, con su respaldo, la empresa por lo menos logró cubrir con contratos un 53% de la energía requerida.

La pregunta es entonces, ¿con qué recursos piensa Electricaribe asumir un mínimo de inversiones y compromisos que se necesitan para prestar un servicio de energía en la costa con la calidad debida, para así superar de manera definitiva las causales de intervención? En el momento en que se acordó el Plan 5 Caribe, el gobierno nacional se comprometió a hacer cuantiosas inversiones en el sistema de transmisión en la región Caribe, en contraprestación a que Electricaribe hiciera lo propio invirtiendo $1,1 billones. A la fecha, sin embargo, Electricaribe no cuenta con el flujo de caja que le permita honrar sus compromisos.

Lea también: Los retos económicos que deja el 2016

Los dueños de Electricaribe no realizaron las inversiones en infraestructura y redes necesarias para garantizar la calidad del servicio por la que claman constantemente los costeños y tampoco cumplieron con su compromiso dentro del Plan 5 Caribe, demostrando así que ni con el apoyo del estado les interesa dar solución de fondo a la problemática, y que una coadministración tampoco daría resultado.

Mientras sea Electricaribe la prestadora del servicio, las soluciones que necesita la costa caribe en materia de suministro y servicio eléctrico seguirán en el limbo. La solución real que merecen los más de dos y medio millones de usuarios de Electricaribe es su liquidación definitiva.

Desde el 2012 hemos venido denunciando los abusos a los que son sometidos los costeños debido al pésimo servicio de esta empresa y seguiremos trabajando arduamente hasta conseguir la única solución que merecemos, ya logramos la intervención y ahora exigimos la liquidación. La entrada de uno o varios operadores es la única garantía de que este proceso resultará en un servicio de energía eléctrica eficiente y capaz de apoyar el desarrollo de la Costa Caribe.

También le puede interesar: La alternativa frente al modelo fallido que promoverán las Farc

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.