Opinión

  • | 2017/02/08 00:01

    La conexión Irán, Trump y Colombia

    El nuevo capitán del barco dirige todo desde twitter y ha demostrado que no solo es un perro rabioso.

COMPARTIR

Corría el año 2015 cuando la administración Obama impulsó un acuerdo con  otras potencias mundiales para levantar las sanciones impuestas a Irán a cambio que el país árabe abandonara cualquier intento de fabricar misiles balísticos con capacidad de transportar armas nucleares.  Dicho acuerdo permitió un impresionante renacer económico para Irán, no solo por el dinero que sería entregado (USD $150.000 millones), sino porque significaba el regreso de esta economía al mercado petrolero.

No podemos desconocer que el acuerdo con Irán fue uno de los detonantes para la vertiginosa caída de los precios del petróleo registrada durante 2015, y de la cual algunas economías aun intentan recuperarse. Las consecuencias para Colombia fueron nefastas; la inflación llegó casi al 9%, el dólar se disparó reduciendo nuestra capacidad de acceder a bienes de capital, incrementando el saldo de nuestra deuda externa y como si fuera poco nos dimos cuenta de la manera más cruel que el gasto del gobierno  estaba altamente financiado por la renta petrolera, de ahí la inminencia de la reciente reforma tributaria.

También le puede interesar: ¿Está listo para entregarle su trabajo a un robot?

Esta historia reposará en los anales de la economía colombiana como recordatorio que debemos hacer algo para diversificar nuestras exportaciones y no depender de los vaivenes geopolíticos de otras partes del planeta, más aun cuando el nuevo capitán del barco dirige todo desde twitter y ha demostrado que no solo es un perro rabioso.

Pues bien, parece que la administración Trump tuvo suficiente con la más reciente prueba de misiles balísticos llevada a cabo por Irán; la respuesta de la casa blanca fue imponer nuevas sanciones a empresas y ciudadanos iraníes, pero la gran duda es si nuevamente se impondrán prohibiciones a las exportaciones petroleras.

Una de las principales promesas de campaña de Trump era precisamente desmantelar el acuerdo con Irán, luego de catalogarlo como  “uno de los peores acuerdos jamás vistos”, y de acusar públicamente a Irán de financiar el terrorismo internacional y a grupos como ISIS.  Para lograr su cometido la administración Trump podría ejercer su derecho a veto dentro del concejo de seguridad de la ONU y reintroducir las medidas sancionatorias, sin embargo, no es probable que EEUU logre forzar a la Unión Europea a aplicar todas las sanciones, dentro de las cuales se encuentran las más duras en cuanto a petróleo y sector financiero.

Lea también: ¿Sabe usted qué es la renta básica universal?

Un hipotético restablecimiento de las sanciones a Irán sacarían del mercado petrolero alrededor de 1.2 millones de barriles al día lo que finalmente podría presionar el precio del crudo arriba de los  60 dólares. Un evento así mejoraría notablemente las finanzas para economías donde el petróleo representa la mayor parte de las exportaciones, claro está, con todos los inconvenientes que esto acarrea como la enfermedad holandesa.

Pensar que Donald Trump se va a quedar quieto con respecto a Irán, parece inverosímil, pero es incierto el alcance de las medidas que pueda tomar. Por ahora la incertidumbre continuará rigiendo los mercados petroleros y si las condiciones de producción y aumento de inventarios se mantienen, el precio del petróleo no tiene más remedio que descender.

También le sugerimos: Una vez conocí un líder

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.