Opinión

  • | 2016/09/21 00:01

    La analítica: el siguiente y necesario paso

    La era digital nos ha traído una avalancha de datos que debemos aprovechar para mejorar nuestros negocios. Sin embargo, no sacrifiquemos la seguridad y confidencialidad.

COMPARTIR

Mucho se ha hablado de la importancia de la analítica de datos como herramienta para tomar mejores y más inteligentes decisiones de negocio. Sus ventajas han sido usadas por años por las más grandes empresas del mundo en diferentes sectores de negocio, sobre todo en aquellas que quieren llegar a grandes nichos de mercado.

Lo que no se ha dicho es que estas soluciones son ideales, además, para adelantarnos en otro frente: llegar de manera directa y efectiva a nuestros clientes a partir de sus comportamientos, gustos o reacciones en su vida digital y poder entregarles nuevas ofertas que de verdad sean valiosas.

Es en este punto en donde la analítica se ha transformado en el siguiente y necesario paso que necesitan nuestras empresas. Ya las grandes compañías nos han enseñado los resultados satisfactorios que deja el uso de la analítica de datos para alentar a los usuarios, mejorar la rentabilidad y hacernos relevantes en la oferta de los mercados.

Sin embargo, el sistema automatizado que genera esta avalancha de información debe estar actualizado. Esa es nuestra obligación. Debemos utilizar las aplicaciones necesarias, procurante proteger nuestras infraestructuras de malware o ransomeware, para que todo se haga de manera eficaz y genere el negocio que se espera.

Lea también: Colombia está superando la brecha de habilidades TI

Esto es radicalmente importante, si entendemos que amenaza de seguridad está latente para todas las empresas, las prestadoras de servicios, instituciones privadas y de Gobierno, que tengan una visibilidad limitada de su información, las alicaciones y el flujo que existe dentro de los centros de datos.

Es por este motivo, que también es necesario hacer una revisión constante de nuestra capacidad para afrontar el uso de esta data tan valiosa para el desarrollo empresarial en la actualidad. La falta de información relevante o por escalabilidad y habilidades para poder analizar toda la información son los principales enemigos.

En esta línea, Colombia va por buen camino. Los empresarios hemos entendido lo importante que se ha convertido la analítica y el Gobierno ha posibilitado las herramientas para que cada vez más personas entren a la que se ha denominado hoy día la cuarta revolución industrial, la de la digitalización.

Eso sí, el objetivo aún no ha llegado a su meta. Aún necesitamos esfuerzos, que las empresas entendamos que necesitamos soluciones de analítica eficaces y ser capaces de adaptarlas con inteligencia a nuestros negocios. Hace poco leí que no hay peor error que entregar la analítica a alguien que no tiene una meta, y eso es precisamente lo que puede suceder en países latinoamericanos como Colombia.

Es necesario afrontar este paso como el próximo que necesitamos emprender de la mejor manera. En esa línea, el reto está en articular nuestras infraestructuras, darle el lugar que les corresponden y, sobre todo, entender que los datos que damos en internet a cada segundo importan y son tan decisivos que las grandes compañías ya los aprovechan y los protegen con fuerza.

Lea también: Infraestructura para el posconflicto también tiene que ser TI

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?