Opinión

  • | 2016/05/04 00:01

    Justicia digital para la transición hacia la firma de la paz

    El Proceso de Paz de Colombia ha requerido mucho más tiempo, voluntad y recursos de lo que hubiera sido posible prever. Uno de los desafíos más importantes en el futuro cercano es el manejo eficiente de la justicia para agilizar los procesos por los que pasen aquellos que deban aún rendir cuentas.

COMPARTIR

No obstante, esto es un desafío mayor en un contexto judicial congestionado, que hace poco se estremeció cuando colapsaron algunas estanterías del emblemático edificio Jaramillo Montoya, saturadas de miles y miles de expedientes archivados y acumulados por meses e incluso años.

Este panorama, ya conocido y aparentemente sin solución inmediata, requiere de la aplicación urgente de tecnologías que permitan adelantar y mejorar la gestión de la justicia… un concepto más conocido como Justicia Digital.

El uso de las TI para beneficio de la administración de la justicia de manera concreta posibilita reducir costos y tiempos, además de mitigar riesgos de seguridad, puntos todos en los que vale la pena detenerse.

Desarrollando la idea, tener digitalizada la información judicial reduce los costos al, por ejemplo, evitar que un reo tenga que ser transportado, escoltado, vigilado por 10 o 15 funcionarios que podrían estar haciendo un papel más relevante en las calles cuidando la seguridad de las personas.

Así mismo, tiene un impacto inmediato en los costos la idea de poder tomar un testimonio o que un preso asista a una diligencia judicial conectado a una videoconferencia y no teniendo que ser desplazado incluso en un avión de manera personalizada.

Esta última idea trae ventajas además en poder escuchar de manera segura reos peligrosos, sin fugas, sin que se pierdan, superando limitaciones de desplazamiento, distancia, tiempo, entre otras, para gestionar de manera eficiente y mucho más segura las audiencias y el desarrollo de un proceso.

También -en paralelo- facilita la administración, gestión, clasificación, estudios y cruce de información entre entidades como Policía, Fiscalía y Procuraduría, acelerando y facilitando su intervención en los procesos.

Sumado a esto se encuentra la posibilidad de poner en práctica procesos de formación en Tele Educación, una mejor atención de salud a través de Tele Medicina, mejoras de socialización y manejo de calidad de vida con visitas de amigos y familiares de manera remota, entre muchas otras oportunidades basadas en el uso de la tecnología.

En Estados Unidos hay casos importantes de este tipo de implementaciones, destacando ciudades como California, donde incluso programas educativos como el Networking Academy están teniendo impacto directo en la mejora de la gestión de los presos.

No obstante en países de Centro América y América Latina, exceptuando algunos casos destacados en Brasil, México y Chile, todavía hay mucho camino por recorrer, lo que es un gran desafío, pero también una gran oportunidad para que un territorio como el colombiano se destaque en esta materia, ahora que tanto va a necesitar de una gestión inteligente y eficiente, en la que entidades como el Inpec podrían interactuar con las autoridades para tener mejores cárceles, con una gestión más eficiente de la justicia en beneficio de la comunidad, del país y de quienes tienen que afrontar un proceso de reclusión en su vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?