Opinión

  • | 2016/03/09 00:01

    Integración de los stakeholders: base del capitalismo consciente

    El modelo del capitalismo consciente creado por John Mackey y el profesor Raj Sisodia, condensado en su libro “Conscious Capitalism” demuestra cómo al crear valor para todos los grupos de interés, se logran resultados sorprendentes.

COMPARTIR

Si bien hay muchos modelos empresariales en el mundo, la gran mayoría mejora unas partes de la organización, pero otras no. Cuando inicié mi actividad como profesor de management, el modelo empresarial más exitoso del momento, 22 años atrás,  era el de la compañía familiar Johnson & Johnson, que explicaba claramente la importancia de los partícipes de la organización.

Su CEO,  James Burke afirmaba que la forma de priorizar los stakeholders era según la línea en que se encontraba en el estado de resultados (P y G). Es decir en primer lugar está la venta, por lo tanto la primera prioridad son los clientes; en segundo está el costo de mercancía vendida, la segunda prioridad la tiene el proveedor, en tercer lugar están los gastos de administración y ventas, los empleados ocupan la tercera prioridad, en cuarto lugar están los gastos de intereses, los bancos ocupan la cuarta prioridad, le sigue el pago de impuestos una vez obtenida la utilidad, la quinta prioridad es el Estado, le sigue la utilidad neta, la cual incluye la reinversión en la empresa y la utilidad del accionista, por tanto son la última prioridad en este modelo.  

Para ese entonces, era una idea bastante novedosa porque lo usual en el mundo empresarial era que el partícipe más importante fuera el accionista. Como tenía que llegarse a un estado de resultados óptimo, se les quitaba a los otros partícipes para no afectar las ganancias de los accionistas. Para su época, él era un visionario, que revolucionó la ética empresarial con sus decisiones acertadas, como cuando retiró uno de sus productos del mercado al conocerse la noticia de que algunos de sus empaques fueron alterados para colocar cianuro, produciendo la muerte de algunas personas.

Sin embargo, 33 años después nos damos cuenta que sus ideas tuvieron un efecto positivo al pensar en el bienestar de las personas, pero eran reflejo de un pensamiento lineal, tema que expusimos la semana anterior. Alguien gana y alguien pierde, primero está uno stakeholders que otro. Todo lo contrario al modelo del capitalismo consiente en el cual se trabaja desde el punto de vista sistémico, es decir desde la integralidad de todos los partícipes, teniendo como centro de la organización el propósito, con lo cual, el objetivo es que todos ganen.

El propósito es el principal elemento del modelo del capitalismo consciente que está en el centro del sistema. Una empresa sin propósito es como un cuerpo sin alma, por eso es el ideal sobre el cual deberían edificarse todas las empresas hoy. Cuando existe un propósito, el reconocimiento y los resultados económicos llegan. Así como el propósito del médico es curar enfermos, o el de un profesor es enseñar, el de una empresa no puede ser sólo el de obtener ganancias, por encima de éstas, el propósito es servir a un tercero. Cuando Usted convierte el medio (dinero) en un fin, la organización hace implosión.

Alrededor del propósito están todos los stakeholders, como electrones alrededor de un núcleo. Por tanto empezaremos hablando de los empleados como uno de esos electrones. Si los empleados no están felices no pueden tener un servicio de primera con los  clientes, si  éstos  no se encuentran satisfechos, no va querer su producto y de la misma manera se afectarán todos los partícipes.

Si a los proveedores no les pagamos bien y no los desarrollamos para que hagan materias primas el sistema también colapsa. 

Al mismo tiempo usted necesita una comunidad. El ser responsable con la comunidad implica desarrollarla y mejorar el lugar donde se encuentra su empresa. Si su comunidad está bien, usted va a poder tener tranquilidad para trabajar allí.

Si al medio ambiente no le damos la misma importancia que a todos los demás partícipes, simplemente no tendremos cómo asegurar nuestra sostenibilidad en el largo plazo. Debemos ser conscientes que desde el siglo XX venimos arrasando con los recursos.

Igual de importante es el competidor, con quien debo desarrollar un colegaje respetuoso y ético que me lleve a crear agremiaciones para el desarrollo del mismo sector. 

Así mismo necesitamos un Estado fuerte que pueda utilizar los recursos de todos. El manejo de las políticas monetaria, fiscal y del gasto público es fundamental para el desarrollo del país y por lo tanto del empresario mismo.

Mantenga a los inversionistas motivados para poder crecer y llevar ese propósito a una mayor cantidad de lugares. Realice un producto bien hecho, sobre el cual reciba una rentabilidad mínima aceptable que cubra el riesgo de hacer inversiones, con lo cual las acciones mejoren el precio y además se entreguen dividendos en una proporción razonable.

El capitalismo consciente crea de forma simultánea valor y bienestar para todos los grupos de interés: valor financiero, intelectual, físico, ecológico, social, cultural, emocional, ético e incluso espiritual. En el caso de John Makey, promover comida orgánica, elaborada sin agentes químicos para que la gente tenga un buen estado de salud, es un propósito con el cual están conectados sus empleados, que también son unos apasionados por la comida orgánica, que vibran con la organización.

Para la muestra la empresa Whole Foods Market, fundada por Mackey, es una compañía que actualmente vale US$10 billones, con un margen de ventas de 3,38% un ingreso de US$15,5 billones, un EBITDA de US$1,4 billones y un Gobierno Corporativo con un puntaje comparativamente alto, frente a otras compañías del resto del mundo. Lo cual demuestra la solidez y el impacto positivo que puede generar en una empresa el modelo de capitalismo consciente.

 

Si la interrelación empieza a fallar en alguna parte, el sistema no funciona. Es un circulo virtuoso que empieza por la motivación de los empleados con lo cual se desarrolla mayor innovación del servicio y con ello mayor calidad de los productos y si adicionalmente se proporciona un valor agregado, esto genera mayores ventas, mayores ingresos y mayores beneficios, si hay todo esto hay un mejor retorno de inversión y aceptación social.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?