Opinión

  • | 2014/02/24 14:00

    Industria tiene que empujar si quiere vivir

    Nosotros como individuos, como empresarios y como directivos, somos embajadores de nuestro país ante el mundo. Opinión de Fabian Garcia G.*

COMPARTIR

Somos la primera cara y somos quienes lo representan, así nunca saquemos un producto más allá de la cuadra. Somos tales individuos que realmente tenemos el poder y la tremenda responsabilidad de luchar por lo que representamos y una de esas luchas es asegurar que nuestra idea de negocio perdure y proteja a los que nos han colaborado toda la vida con esa idea: familia, amigos, socios y empleados.

El escenario económico de hoy es simple. Ya no estamos en Colombia, estamos en el mundo y en el mundo las cosas son así. Pienso realmente que las condiciones hoy son tan simples como abrumadoras pues podemos ver al otro lado del mundo lo que está pasando y lo que está pasando nos está dejando ver lo pobres que hemos sido o las grandes e inmensas oportunidades que tenemos por volverlas propias. También nos deja ver lo lejos que estamos de satisfacer nuestras propias necesidades sin la ayuda de los demás.

Hoy siento que la industria colombiana representada por miles de empresarios, emprendedores y directivos en muchos casos, no han visto ese hoy, no han salido de esa zona de confort y siguen esperando los pedidos en sus correos. Hoy siento que nos acostumbramos a esperar las acciones del estado y de las organizaciones que nos representan y dejamos en alguna parte de la historia, de empujar, de innovar, si alguna vez se hizo y de inventar, siendo esto último, lo que en realidad determina el futuro del negocio.

Hoy la industria colombiana lentamente se está marchitando. No se está transformando ni está mutando. Literalmente se está marchitando y si su objetivo es continuar con vida tiene que empujar. No solo sacrificar márgenes, reducir costos, optimizar procesos. Tiene que ir mucho más allá, tiene que inventar, tiene que remangarse y volverse a hacer y plantearse un nuevo norte. Nosotros los colombianos tenemos que ser embajadores individuales de nuestra industria y ponerla allá, porque sabemos hacerlo, porque alguna vez lo logramos y lo podemos lograr otra vez pero para esto se requiere cierto individualismo, al mismo tiempo cooperación y cierta tenacidad para realizarlo.

Tenemos que pensar que nuestra empresa y nuestra marca es un país y que ese país necesita quien lo represente, quién defienda sus derechos y quién cree las oportunidades y las condiciones para garantizar que lo que colocamos en el mundo sirve para satisfacer necesidades y sirve también para darnos mejores condiciones pues nadie más lo va a hacer por nosotros.

La política en parte, es un suceso acumulado de nuestros actos individuales y por ende, no debemos esperar que los pobres esfuerzos del estado sean los que finalmente representen nuestra identidad, nuestra ambición y lo que queremos como país y como empresarios. La política la formamos desde adentro y desde nuestras condiciones generamos e impulsamos lo que la industria quiere. Como decía Sir. Wiston Churchill todos los días y le hago la misma pregunta a la industria “¿Qué estás haciendo para ganar la guerra?”.

* Vicepresidente Corporativo Raddar Consumer Knowledge Group
@fabianraddar, Fabian.garcia@raddar.net

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?