Opinión

  • | 2014/12/15 16:00

    Los indios (de la India) en Colombia

    Desde la abolición de la esclavitud en la India en 1833, los países de destino de los emigrantes indios han sido tradicionalmente países industrializados y de habla inglesa como los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Australia. Opinión de Maria Alejandra Gonzalez-Perez.*

COMPARTIR

Más recientemente desde la década de 1950, los países petroleros del Medio Oriente en necesidad de mano de obra han sido receptores de inmigrantes provenientes de la India. Pese a que ninguno de los países Latinoamericanos figuran entre los destinos predilectos de la diáspora India, vemos como ha habido un aumento del tamaño y visibilidad de la población en Colombia, reportando Migración Colombia en el boletín de octubre 2014 la entrada de 343 Indios a Colombia de los cuales solamente 48 son mujeres. Aunque la inmigración India en Colombia ocupa solamente el lugar 37 por nacionalidad (Venezuela, Estados Unidos, Perú, Brasil, Ecuador y México ocupan los seis primeros lugares), hay importantes contribuciones y características especiales de este grupo de migrantes.

En un reciente estudio exploratorio de la comunidad india en Medellín por parte Kabilan Kangeyan, Karthik Govindan y Ana Maria Gómez del Master in International Business (MIB) de la Universidad EAFIT, se encontró que debido al tamaño reducido del de la población de India en Colombia, y el poco tiempo del asentamiento, no hay aún indicios de emprendimientos direccionados a satisfacer las demandas específicas de los nacionales indios en Colombia, pero se prevé que el tamaño de la comunidad puede aumentar, y hayan enclaves con actividades económicas dirigidas específicamente a la comunidad India.

Se encontró que la edad promedio de los nacionales de la India en Colombia participantes en el estudio es de 28 años, cuentan con nivel de educación superior y experiencia gerencial previa a su posición en Colombia. Reportan como la razón de inmigración a Colombia motivos laborales (ya sea en misión de expatriados o recibimiento una oferta de empleo en una empresa India de base en Colombia), y todos trabajan en empresas de software de propiedad de nacionales Indios (predominante Tata Consultancy Services, Infosys Ltd, o Sophos Banking Solutions Ltd). Son en su mayoría del sur de la India, son hombres y casados con mujeres indias (y quienes son solteros, viven con otros solteros de su misma nacionalidad), y viven en el mismo barrio (en el caso de Medellín, en El Poblado). El tiempo promedio de vivir en Medellín es 2 años y medio, y hay escasos casos de inmigrantes de la India previo al año 2011.

Las motivaciones de venir a Colombia, no son salariales, de hecho la remuneración salarial que reciben en Colombia por parte de las empresas de propiedad de nacionales Indias es inferior a los salarios en países como Estados Unidos, Canadá y Australia, sin embargo las condiciones climáticas de ciudades como Medellín, el ambiente laboral, los retos profesionales, y la amabilidad de los colombianos son las principales motivaciones para buscar establecerse en Colombia. Se encuentra adicionalmente, que hay algunos pocos que comparten entre si actividades sociales, religiosas o deportivas (cricket), no existe una comunidad constituida como tal. Respecto a las limitaciones que encuentran los nacionales indios de establecerse e integrarse socio-culturalmente a Colombia están las diferencias de lenguaje, la distancia geográfica con su familia en India, las preocupaciones por la seguridad, y las diferencias de estilo laboral dentro de las organizaciones con los colombianos, el cual encuentran lento y poco flexible.

De acuerdo con el investigador de Columbia University, Daniel Naujoks en su reciente libro “Migration, citizenship and development: diasporic membership policies and overseas Indians in the United States” historia de la migración India data desde la época anterior a la independencia cuando los británicos abolieron la esclavitud, causando esto la migración de trabajadores a diferentes países del mundo. Las más recientes oleadas de emigrantes de la India han sido en muchos casos personas con alto nivel educativo y experiencia profesional y científica, trayendo esto tanto controversiales riesgos como oportunidades sociales y económicas. Riesgos, de “fuga de cerebros”, y a la vez oportunidades de “circulación de cerebros y conocimiento”.

Se calcula que el año con mayores emigrantes de la India fue 1981, y se estima que más de 275.000 personas dejaron su país ese año. En el periodo comprendido entre 1960 y 1990, la discusión se centraba en los aspectos negativos de la emigración al desarrollo de los países de origen, dado a que los recursos humanos más valiosos estaban siendo transferidos a los sistemas productivos de los países destino. Sin embargo, hoy y de manera oficial, existe la convicción por parte del gobierno de la India que sus ciudadanos no residentes en el país contribuyen al desarrollo económico de este. Tanto es así que desde el año 2003, cada 9 de enero se celebra el día de los indios en el extranjero, y en el año 2004 fue establecido el Ministerio de Asuntos de Indios en el Extranjero (Ministry of overseas Indian Affairs) con el fin de conectar la diáspora india (tanto ciudadanos indios, como personas de origen Indio) alrededor del mundo con su madre patria que se calcula supera 25 millones de personas, y al mismo tiempo hacer un gerenciamiento de la emigración del país.

Según Gabriela Tejada de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne en Suiza, y U. Bhattacharya del Institute of Development Studies Kolkata en la India, el hecho que se considere la emigración como un factor positivo a nivel micro, meso y macro para el desarrollo de un país debido a las nuevas dimensiones de cooperación (remesas, redes, inversión, intercambio de conocimiento científico y tecnológico, retorno de migrantes, etc.) entre el país de origen y aquellos ciudadanos en el extranjero, ha estimulado la transformación hacia economías del conocimiento, internacionalización de los sistemas educativos, y el diseño de políticas migratorias para facilitar la recepción de sus nacionales en los países de destino objetivo, trayendo con esto mayor libertad en las opciones de movilidad asociadas a crecimiento profesional, educativo, y personal.

En el caso de los científicos, una motivación de migrar ha sido la búsqueda actividades investigativas en laboratorios y centros de investigación de alta tecnología, y las relaciones de cooperación en redes. En el caso de elites intelectuales y económicas acceder a formación en las mejores instituciones del mundo actúa como factor importante en la toma de decisiones. La educación obtenida en el extranjero y las interacciones con comunidades científicas y empresariales de los indios en el exterior ha actuado como catalizador del desarrollo del país. Un ejemplo puntual de esto es el rol que ha jugado la diáspora India en Silicon Valley en el exitoso desarrollo de sector software en la India. En el cual los profesionales Indios educados en los Estados Unidos regresaron a la India ha establecer empresas que actualmente compiten y complementan las empresas de servicios en Silicon Valley.


* (PhD), Profesora Titular de la Escuela de Administración, Universidad EAFIT


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?