| 11/25/2013 3:00:00 PM

Nada de lo que le prometo, lo cumplo

Luis Fernando Botero C.

Este cliente compra un apartamento en Cartagena, nada de lo que adquirió se lo cumplen y al constructor, Spazio Urbano, no le importa. Un mundo lleno de mentiras. Opinión de Luis Fernando Botero C.

por Luis Fernando Botero C.

La verdad es que no sé por dónde empezar a contar esta historia, llena de incumplimientos, mala calidad, atropellos en contratos y mentiras, estas son algunas de las conclusiones que le quedan a Enrique Mejía, Ingeniero Mecánico quien trabaja en la refinería de Cartagena, comprador en 2010 de un apartamento en el Parque Residencial Puerta de la Américas, km 10 del Anillo vial, sector norte de importantísimo desarrollo urbanístico en esta hermosa ciudad. Los constructores, Spazio Urbano.

Enrique decidió comprar un apartamento y tomó la decisión después de ver una hermosa presentación que aparece en la página web de la constructora, una versión llena de diseño, con retoques tecnológicos, arreglos y vistas paradisíacas que solo el diseñador tiene en su mente y al alcance de un software que desde el escritorio le permite poner toda su imaginación con propuestas que nunca se harán efectivas porque distan mucho de la realidad ya que el constructor al ponerle números a lo que publican en su página web no los hará efectivos, pero eso no importa, al fin y al cabo, el cliente ya compró y empezó a abonar a la cuota inicial.

En 2013 el cliente es trasladado desde el interior hacia Cartagena y sabe que aunque es una ciudad costosa, él tiene su apartamento en la Torre 6 que le habían quedado de entregar en 2011. ¡Cuán lejos estaba Enrique de la realidad! Al llegar a Cartagena se da cuenta del estado real de las obras y le informan que la Torre 6 en la que compró no se ha iniciado y no saben cuando lo harán. Muy diligentes, le ofrecen un apartamento en otra torre que ya está terminada. Lo que sigue es la narración del propio cliente y se refiere a su percepción de lo recibido y comprado:

Prometieron piscina, sauna, zona social, gimnasio, cancha de tenis, cancha de básquet y hasta ahora en noviembre de 2013, después de sendas cartas de compromiso con fechas y sus debidos incumplimientos, se entregó la piscina y el gimnasio pero con una calidad que a los 15 días toco cerrarla pues presenta filtraciones. Los parqueaderos que debían tener cubierta natural ya se están cayendo (dañaron un carro) y en otros no existe el techo. Las acometidas eléctricas están expuestas y a la intemperie en las zonas sociales, las canchas dicen que cuando se tengan las otras torres se harán y esas Torres (entre las que está en la inicialmente yo había comprado) no se ha iniciado a construir, o sea que las canchas tardaran años y finalmente un “beach-club” que era otro gancho para atraer al cliente... de ese ni mención hacen. El gimnasio está en funcionamiento, el sauna no se ha entregado. Las promesas de compraventa siempre fueron incumplidas además de que en estos casos como siempre sucede son "leoninas" pues habla de los incumplimientos por parte del comprador más no de los del vendedor (eso lo manifesté antes de firmar y dijeron que era un formato y que no lo podían cambiar).

Cuando le echan el cuento le hablan de acabados "Premium" pero cuando tienes la promesa y miras los aptos, son acabados muy normalitos, pisos de porcelanato, ni siquiera enchapan todo el baño, solo el perímetro de la ducha; los mesones de los baños estéticamente mal diseñados e incluso me toco pelear para que por lo menos los soportes de los mesones estuvieran bien pintados y en condiciones. Te venden por aparte derecho a un parqueadero y un locker: el parqueadero debe ser techado (una estructura en madera sobre la cual va una poli sombra que llevaría enredadera), pero a la fecha en mi caso el carro está totalmente al sol; el locker me fue entregado mucho tiempo después y eso por ponerme cansón. En cuanto a instalaciones eléctricas tengo serias dudas de su calidad y ojalá no pase nada, pero el cable no se ve contramarcado, usan el menor calibre posible, (la verdad no sé si cumplen con RETIE) pero si he dejado constancia de conexiones mal hechas, expuestas al sol y al agua, a cada rato hay corto en las luces de zonas sociales). Adicionalmente las torres de apartamentos deben tener planta de emergencia por lo menos para zona social y en la mía, la No 7 aún no se tiene.

Tal es el desorden de estos señores que parece ellos pagan el impuesto predial de todo el conjunto pues no se ha des-englobado en su totalidad y aunque el apartamento tiene escrituras y está en instrumentos públicos, no tiene matricula catastral individual
”. (sic)

Estoy seguro de que este catálogo de despropósitos será compartido por muchos compradores de inmuebles en nuestro país, muchas empresas de construcción solo piensan en conseguir clientes una vez, su percepción del cliente no pasa del tiempo que dura la construcción y entrega del inmueble, después, desaparecen. No podemos desconocer que existen muchas constructoras cuyo objetivo es la calidad en la construcción de sus inmuebles, pero a su lado, muchísimas de ellas solo piensan en “engañar” incautos con páginas web en las cuales solo existen figuras y estructuras construidas en la pantalla, mucho trabajo de diseño en computador, y en ellos, la magia de la tecnología es la gran protagonista porque para el constructor, el cliente que paga, compromete sus ahorros e hipoteca su futuro, es solo una cifra que representa el porcentaje del proyecto que está vendido para iniciar la obra, y mientras esa cifra no se alcance, quienes recibieron promesas de entrega, de acabados, de comodidades y facilidades, serán sujetos incógnitos, ignorados y como en el caso de Spazio Urbano, despreciados, maltratados, ofendidos. Nada de lo que prometen al momento de vender lo cumplirán porque por encima del cliente está su negocio.

Cada proyecto nuevo es un reto a la astucia para atraer incautos, sabiendo de antemano que nada de lo que sus vendedores comprometan en salas de ventas los afectará a ellos. Empresarios que solo dejan en el camino clientes que nunca más volverán a comprarles nada, no pueden denominarse así, ellos solo serán siempre: negociantes. ¿Entregaría sus ahorros y su patrimonio a negociantes?


director@service7x24.com
Twitter: @lfboteroc



Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.