Opinión

  • | 2017/04/05 00:01

    Habilidades para sobrevivir a las amenazas tecnológicas

    La tecnología está transformando los trabajos y organizaciones y por tanto se requiere un cambio de paradigma frente a las habilidades blandas.

COMPARTIR

La cuarta revolución industrial, la de los robots, hace que las organizaciones de hoy se enfrenten a grandes retos tecnológicos que implican nuevas formas de hacer las cosas, nuevas mentalidades, pero sobretodo exigen nuevas herramientas para afrontar las nacientes dinámicas laborales.

Cuando se habla de inteligencia artificial,  big data o los autos que se conducen solos, por mencionar algunas de las grandes transformaciones tecnológicas, emergen una serie de sentimientos encontrados: por un lado genera entusiasmo y curiosidad, al ver como la vida cada vez se parece más a aquella reflejada en los Supersónicos; pero por otro lado, genera un alto nivel de incertidumbre debido al miedo a lo desconocido, la potencial pérdida de empleo, pero sobretodo, al poder sentirnos obsoletos frente a estas innovaciones.

También le puede interesar: La transformación digital va más allá de los aplicativos móviles

Si analizamos cualquier industria, podremos notar que existe más de una tecnología que ha superado la capacidad humana; en medicina, por ejemplo, los diagnósticos actuales no serían posibles sin los grandes avances tecnológicos con los que se cuenta hoy; el alcance de un docente no se iguala a aquel de la educación virtual y los software que controlan y gestionan la cadena de valor  van más allá que lo que podría hacer una persona llevando registros en papel. Por eso, el problema no es si nuestro negocio o nosotros mismos seguiremos vigentes; el verdadero reto está en cómo reinventarse, y la respuesta se encuentra en el desarrollo de nuevas habilidades que nos orienten más a empatizar, colaborar e interactuar con otros, que al analizar y ejecutar. En otras palabras, a ser más inteligentes desde el punto de vista emocional.

Las habilidades blandas, aquellas que nos conectan con las personas y que van más allá del conocimiento técnico, son las que verdaderamente mandarán la parada en los próximos años. Una máquina no tiene la capacidad de conexión emocional que tienen los humanos, aun cuando su forma sea tan humanoide que pueda acercársele bastante. Si usted quiere realmente diferenciarse, enfóquese en desarrollar su creatividad, su capacidad para persuadir y motivar, y sus habilidades para entender a otros. Tristemente, estas habilidades son sobrevaloradas y consideradas secundarias frente a los saberes técnicos, aun cuando las investigaciones hacen cada vez más énfasis en la importancia de éstas para sobrevivir en entornos inciertos.

Le sugerimos leer: Qué tienen en común las empresas más innovadoras del mundo

Así mismo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. ¡Si no puedes a tu enemigo, únete!: No gaste su energía en luchar contra el proceso. Acepte que los robots están aquí para quedarse y que de hecho pueden traer mucha eficiencia a su organización. A cambio, busque trabajos que los complementen.
  2. Fortalezca su capacidad para interactuar, motivar y entender a otros: Reconozca sus fortalezas y debilidades en este campo e invierta en el desarrollo de sus habilidades de inteligencia emocional.
  3. Haga de la empatía una cultura: el valor de conectarse con otros y entender sus necesidades es esencial para los negocios de hoy. Conviértala en un lenguaje común que permee cada aspecto de su cultura organizacional.

Finalmente, vea este cambio como una oportunidad de reinvención y disfrute del camino.

Lea también: La cultura organizacional de Uber una bomba de tiempo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.