Dinero.com Revista Dinero

Martha Escamilla, columnista.

| 5/20/2013 10:00:00 AM

Ese tipo de personas no se suicidan

Un amigo me llamó consternado para contarme que su compañera de trabajo se había suicidado. Me dijo “no lo puedo creer, ella era joven, exitosa, bonita, alegre, tenía un esposo que la amaba, una hija de 6 años que era su adoración. Opinión de Martha Escamilla.

por Martha Escamilla

Una persona así no se suicida, ¿como pudo hacerlo?, “no pensó en su esposo, en su hija”. Después de escucharlo por un rato, y cuando vi que estaba más calmado, le pregunte: para ti, ¿cuál es el tipo de persona que se suicida? , y me respondió, “la persona depresiva, solitaria, con problemas graves financieros, que tiene problemas con su pareja o de adicción, o la que tienen una enfermedad terminal”, y le dije, si, es cierto, eso es lo habitual. Pero también es un mito creer que las personas que parece tenerlo todo no se suicidan. Son muchas la variables que pueden llevar a una persona a suicidarse, y lo que para alguien puede ser insignificante para otro puede ser algo catastrófico.

En la historia de la humanidad han existido personas con éxito, brillantes, con matrimonios estables y armoniosos, prósperos económicamente, con objetivos y metas definidos, con una buena vida, etc. Personas que aparentemente lo tienen todo y que se han quitado la vida. Y es que cuando se sufre de una enfermedad emocional se perciben las cosas de una manera diferente, los logros externos pierden importancia y hay una melancolía que lo cubre todo, hay una tristeza profunda, no hay felicidad… Y asi la persona va entrando en su propio mundo, y su único consuelo es la ilusión de su propia muerte… con la esperanza del descanso eterno.

Si bien es cierto que la mayoría de las personas han pensado en suicidio en algún momento de sus vidas, también es cierto que muchos la descartan al darse cuenta que “es una decisión permanente para una situación temporal”. Pero para la persona que está en crisis, que emocionalmente no se encuentran bien, no le importa que “ lo tenga todo”, incluso este hecho les genera mas estrés. El/ella decide suicidarse, a pesar de su belleza, de su éxito, de la cuantía de sus bienes materiales o su estatus, porque ya no puede soportar mas dolor, mas presión y cree que no saldrá de ahí. También es frecuente que piensen que el mundo estará mejor sin su presencia.

La persona con ideación suicida (deseos, pensamientos y planes para cometer un acto suicida), esta tan sobrecargado de emociones que no le dejan pensar claramente. Puede tener rabia con el mundo, cree que su estado de angustia o depresión es permanente, pierde la esperanza y se siente atrapado, no ve como salir de ahí, no se imagina una vida futura sin dolor. También hay casos donde la persona siente vergüenza de confesarles a otros sobre su depresión o ideaciones suicidas. Y esto es asi porque no quiere que le vean débil, le juzguen o hagan algo para evitar su plan. Todo esto hará que se aísle aun mas, que se sienta solo.

Esta frustración constante frente a su situación, a su dolor, hace que aumente su sufrimiento. Y termina dándose por vencido y empieza a planear su propia muerte sin que “nadie lo sospeche”. Hasta que un día suena el teléfono y escuchamos la mala noticia ....

Aunque el suicido puede ser el resultado de una planificación meticulosa o de un acto impulsivo, la gran mayoría de las veces las personas dan señales, pistas directas o indirectas de su intención, es su manera de buscar ayuda. Siempre hay que estar alerta a esa comunicación. El suicidio se puede prevenir en muchas situaciones y por ello es importante educarnos sobre lo que se puede considerar una señal de alarma.

La Asociación Americana de Suicidio presenta esta lista;

* Hablar de morir o de matarse.
* Buscar formas de matarse, por ejemplo en Internet, o comprar un arma de fuego.
* Decir que no tiene ninguna esperanza ni razón para vivir.
* Decir que se siente atrapado o que sufre terriblemente.
* Decir que siente que es una carga para los demás.
* Usar drogas o beber más que antes.
* Demostrar ansiedad o agitación, o actuar de manera imprudente.
* Dormir muy poco o demasiado.
* Aislarse o sentirse aislado.
* Actuar con furia o hablar de vengarse.
* Cambio brusco de humor

Si tiene sospechas de que un ser querido va a cometer suicidio, busque ayuda psicológica AHORA. Estemos atentos a estas señales que pueden salvar una vida. No le de sermones, lo que la persona necesita es compañía y el tratamiento adecuado. Recuerde esto, la persona que parece tener una vida sin problemas también se puede suicidar.

* Psicóloga Especializada en Trauma
www.traumatreatments.com
info@martha.escamilla.com


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×