Opinión

  • | 2015/08/19 05:00

    ¿Es tiempo de comprar commodities?

    Este año ha venido marcado por las noticias provenientes de China. Sólo mirando titulares, muchos podrían pensar que los retornos de este mercado serían totalmente negativos, pero no. De hecho, el mercado chino medido por el índice de Shanghái va 10% arriba. ¿Le sorprende? ¿Quiénes entonces han perdido en este año?

COMPARTIR

Pues bien, los commodities.

El precio del petróleo ha caído casi un 10%, el platino un 20% y el café cerca de 30%. El índice compuesto de Bloomberg está en torno a su nivel más bajo en 13 años. ¿Significa entonces que ya hay oportunidad de comprar activos con incrementos potenciales más interesantes que las acciones? Para contestar esta pregunta revisemos los tres factores principales que están incidiendo.

El primero, la desaceleración mundial. En su último informe, el Fondo Monetario Internacional redujo sus proyecciones de crecimiento para el mundo, lo cual se lee como menor demanda. Y aunque destaca que la caída del precio del petróleo podría significar un impulso a algunas economías, éste se vería opacado por los negativos efectos en la inversión del sector energético.

El segundo, la expectativa de aumento de tasa por parte de la Reserva Federal (Fed). Aunque muchos ven que la inflación en Estados Unidos es insuficiente para un retiro de estímulos, lo cierto es que la Fed estaría recién normalizando la tasa desde los niveles extremadamente bajos. Sin embargo, el efecto sobre los commodities no viene de la tasa en sí misma, sino de su consecuencia: la fortaleza del dólar.

Por último, para el caso particular del petróleo, la expectativa de mayor exceso de oferta desde que se comenzó a discutir el retiro de sanciones a Irán, junto con la decisión de los productores del crudo no reducir su producción, mantiene los precios del crudo bastante presionados a la baja.

Ninguna de estas variables va a desaparecer en el corto plazo. Ante este escenario, parecen más atractivas las compañías que producen commodities que los commodities mismos, ya que muchas tienen precios que parecen incorporar un peor escenario que su subyacente. Por ejemplo, en el índice de Energía del S&P 500 hay caídas de valorizaciones medidas por su valor libro de 40%.

Para nosotros en Blackrock, quizás bajo este escenario es muy riesgoso comprar compañías productoras. Sin embargo, al menos vale la pena no dejar de monitorearlas, ya que el mercado es muy dinámico e incorpora las malas noticias muy rápido, pero las buenas también.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?