Opinión

  • | 2012/06/27 12:00

    ¿Es posible realizar una asamblea familiar en un viaje de vacaciones?

    Puede ser una experiencia innovadora, trascendente y divertida que contribuya a desarrollar la comunicación, fortalecerse como equipo y ver nuevas oportunidades de negocios, siempre y cuando cuente con una planeación y la realización de actividades, según los intereses de la familia. Opinión de Gonzalo Gómez Betancourt.

COMPARTIR

Puede ser una experiencia innovadora, trascendente y divertida que contribuya a desarrollar la comunicación de la familia, fortalecerse como equipo y ver nuevas oportunidades de negocios, siempre y cuando cuente con una planeación impecable y la realización de actividades, según los intereses de los diferentes miembros de la familia.

Para una familia empresaria es de gran utilidad enmarcar las vacaciones bajo el contexto de una actividad que además de agradable para todos, resulte positiva para la continuidad y armonía de la empresa, máxime cuando no es fácil en tiempo laboral reunir a todos sus miembros, razón para considerar que dentro de un viaje de vacaciones pueda incluirse el desarrollo de la Asamblea de Familia.

Mi experiencia como consultor, sumada a la de muchos colegas, nos ha llevado a concluir que el éxito de un viaje familiar requiere una planeación impecable que debe empezar con varios meses de anticipación (al menos un año). Se debe elegir a un líder en cual confíen los diferentes miembros de la familia, nombrado por el Consejo de Familia.

Desde el momento en que se planea y se inicia el viaje, es necesario tener en cuenta que las decisiones se deberán tomar por consenso en el Consejo de Famiia, ya que se trata de un grupo grande. Hay que dejar de lado el pensamiento individual y dar paso al grupal, teniendo en cuenta el beneficio de todos, así tendremos una buena y armoniosa experiencia y convivencia.

Para que la actividad cumpla con los objetivos propuestos es necesario que se diseñe una metodología, partiendo del conocimiento y las características de la familia y de su negocio. Por ejemplo, se puede desarrollar un taller hecho a la medida. Expertos en la planeación y ejecución de este tipo de encuentros, como Juanita Liévano, especialista en área de gestión humana en empresas transnacionales, recomienda como alternativa la técnica de los Diálogos Apreciativos, un método de análisis y desarrollo organizacional, creado en la década del 80 por el Dr. David Cooperrider, en la escuela de negocios Weatherhead, de la Case Western Reserve University, Cleveland, USA.

Su técnica consiste en el arte y la práctica de hacer preguntas que fortalezcan la capacidad de un sistema para aumentar su potencial positivo. Es un nuevo paradigma basado en el descubrimiento y valoración de lo que da vida a las organizaciones o grupos humanos. Su aplicación logra crear una cultura apreciativa, que permite salir de la metodología tradicional de resolución de problemas e identificación de culpables, para enfocarnos en la búsqueda del núcleo vital positivo de la organización a partir del cual es posible cualquier tipo de transformación para el logro de resultados.

Dentro de las actividades que pueden desarrollarse están las de compartir la historia familiar con las generaciones más jóvenes, buscar las mejores cualidades familiares, el por qué se sienten orgullosos cada uno de los miembros de pertenecer a la familia, actividades grupales en las cuales se describa la visión de futuro de la familia, entre otras como una fiesta, un desayuno familiar, una visita a algún museo etc.

Mi recomendación final es que en pro de una convivencia sana durante el viaje, se debe dar libertad a los miembros de la familia de hacer actividades distintas a las previamente programadas. Es decir, no es necesario que estén juntos todo el tiempo, sino que compartan los espacios diseñados para la Asamblea de Familia y el resto del tiempo se programe otra serie de actividades recreativas de libre elección.

Posterior al viaje es conveniente realizar un documento histórico que refleje el contenido del viaje y el crecimiento de la familia a través de las diferentes generaciones. Recuerde que una familia unida y en armonía tendrá una mayor probabilidad de mantener su empresa en el tiempo. De allí la importancia de fomentar diferentes actividades recreativas y de ocio con nuestras familias.

* PhD gonzalo.gomez@inalde.edu.co
Director del Área Family Business, INALDE Business School, Universidad de La Sabana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?