Opinión

  • | 2014/04/01 12:00

    Es casi imposible ser rico

    Una persona normal que entra al mercado laboral debe tener en cuenta que mal o bien tiene un precio, y este precio está determinado por el mercado y regulado por el estado independientemente de su calidad. Opinión de Fabian Garcia G.

COMPARTIR

Esta persona tiene un costo de vida y este costo de vida indudablemente debe ser cubierto con algún tipo de recurso (capital o trabajo).

Si suponemos por un momento que el salario mínimo que hoy percibe una persona es la renta de su capital valorado en términos de factor humano, y si también suponemos que nuestro punto de referencia de lo que llamamos comúnmente vivir de la renta es vivir de lo que nos paga un banco, que sería aproximadamente un CDT al 4,61% anual podríamos decir que una persona en promedio que gana un salario mínimo vale $160 millones.

Es decir que si una persona que gana un salario mínimo deseara vivir de la renta más segura que ofrece el mercado como lo es un depósito a término, debería tener $160 millones en su bolsillo para vivir humildemente pagando arriendo y sus otros gastos básicos.

En las condiciones actuales para lograr este capital ahorrando el 100% de su sueldo, esta persona tardaría casi 21 años en obtenerlo. Esto para el caso de un colombiano, mientras que para el de un norteamericano, el tiempo que tardaría sería de 14 años. Casi la mitad de lo que duraría el colombiano.

Pero ese no es el problema. El verdadero problema es la trampa de pobreza y la verdadera explicación de lo inalcanzable que se convierte ser rico o prudentemente rico basadas en unas condiciones mínimas de vida expresadas en un salario mínimo lo que desemboca en informalidad, pensamiento facilista, deserción escolar, delincuencia y muchos de los factores que hoy vemos tanto en Colombia como muchas sociedades similares a la nuestra.

Dado lo anterior veo que es casi tres veces más probable que un asalariado norteamericano pueda vivir de la renta que un colombiano, aunque pueden demorarse esta vida y la otra lográndolo en cualquiera de los dos países ii) El costo de oportunidad de invertir en renta vs invertir en mano de obra resulta demasiado alto, y es una de las principales razones por las cuales sectores intensivos en capital hoy son los de mayor crecimiento frente a los intensivos en mano de obra.

Es notable que el país hoy le está apostando a estos sectores que son más productivos, pero terminan deprimiendo los que aportan al consumo desde los ingresos de su fuerza laboral y es allí, en donde gobierno debe definir la políticas de largo plazo diferenciadoras por sectores que permitan una relación correcta entre costo de capital, frente al de mano de obra y permita generar ahorro e inversión por parte de los mismos asalariados y mejores oportunidades en menor tiempo.

* Vicepresidente Corporativo Raddar Consumer Knowledge Group
@fabianraddar, Fabian.garcia@raddar.net
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?