Opinión

  • | 2017/06/05 00:01

    Equidad laboral y la acción millennial

    Aunque son perceptibles los cambios laborales que han surgido a través del tiempo, la igualdad de género y la contratación de personal con experiencia sigue siendo un tema de debate en donde los hombres siguen teniendo un mayor favorecimiento en diversos aspectos.

COMPARTIR

Sin embargo, las generaciones más jóvenes se han tomado el reto de ser quienes promuevan una mayor equidad entre hombres y mujeres, de lograr establecer un mayor empoderamiento de la mujer, especialmente en cargos de alta gerencia.

La brecha de género en términos laborales, se presenta con un tema que ha trascendido generaciones y cada día cobra mayor impacto. Y aunque se han logrado notorios avances hacia una inclusión que facilite la mayor participación de las mujeres como fuerza laboral, la generación Millennials, se propone lograr una mayor equidad, en cuanto a diferencias de género.

En promedio, hoy día las mujeres ocupan aproximadamente un 50% de la fuerza laboral total a nivel mundial. Sin embargo, tan sólo un 25% mantiene una ocupación en cargos de alta gerencia, y menos del 5% son directoras ejecutivas o CEO. Indiscutiblemente, se necesitan más mujeres en cargos directivos para encaminarse a una paridad de género en el mercado laboral y aumentar las posibilidades se ascenso de una manera más equilibrada.

Le recomendamos: Efectos adversos y positivos del uso tecnológico

El accionar de los propios CEO, se han llegado a considerar como una de las herramientas más viables para forjar una cultura dentro de las organizaciones, que contribuya a una mayor equidad de género. La concepción ante las mismas habilidades y capacidades, de poder brindar las mismas oportunidades que tienen los hombres en cuanto a crecimiento profesional dentro de una empresa, es una de las acciones que hoy día se implementan en varios sectores económicos y que potencia la superación de brechas.

Al respecto, los Millennials se han tomado como reto, lograr la equidad de género en el trabajo. Sin embargo, cabe resaltar que la tarea no es sencilla. Se proyecta un lapso de tiempo de más de 20 años, para lograr establecer la inclusión del liderazgo femenino a la par del masculino a nivel mundial, logrando superar brechas adicionales como las de diferencias de edad y región geográfica.

Lea también: Vivir barato, vivir caro

A través de un estudio realizado por Manpower Group, que evaluó la percepción de 222 líderes mundiales, se logró confirmar el compromiso de la generación Millennials, en donde el 100% de las mujeres se manifestó con rigurosa seguridad en cuanto a que ésta, será la generación que logre la erradicación de las desigualdades por género. Por su parte, el 93% de los hombres apoyó la premisa.

De igual manera, en la encuesta se consideró la importancia de la formación de una cultura organizacional que se enfrente a la arraigada cultura masculina, resaltando el protagonismo del CEO para garantizar una igualdad de oportunidades. Infortunadamente, los resultados también reflejaron la cruda realidad en donde las mujeres, de todas las generaciones, no son apoyadas para crecer dentro de la organización en la mayoría de los escenarios.

Parte importante de los retos a superar están en brindar esquemas flexibles de trabajo para dar una mayor participación femenina en posiciones de liderazgo. Así, se dejará de hablar de género y se podrá empezar a hablar sobre el talento humano, en donde resaltan las aptitudes, el enfoque y la disciplina requerida por el cargo.

Por todo esto, los Millennials se han considerado como la generación que propende por un cambio viable y sostenible. Es una generación que se caracteriza por querer hacer todo al tiempo, por lo cual, la búsqueda de la integración de su vida laboral, con otros aspectos que refieran a lo personal, familiar o académico sin perder la noción de la productividad.

Al respecto, la estrategia de flexibilidad laboral podría ser clave para aumentar el número de mujeres, que ocupen cargos relacionados a la alta gerencia. Las mujeres son conscientes de los beneficios que trae la flexibilidad en el trabajo, pues obtienen mayores facilidades de combinar su vida laboral con el hogar. Y aunque esto último también se cuente como una discriminación, se debe propender por la búsqueda de políticas que conlleven a un equilibrio, en donde el peso de la responsabilidad del hogar no recaiga mayoritariamente sobre la mujer.

Le podría interesar: Desmitificado, millennials sí invierten en vivienda

Algunas investigaciones han corroborado que la diversidad de género ayuda a las empresas a mejorar sus resultados. Y esto proviene del cambio de perspectiva organizacional, en donde se considera las habilidades de liderazgo, la toma de riesgos y la aceptación de riesgos y desafíos por parte de mujeres, que han tomado el camino de romper esquemas para ser competitivamente comparables a los hombres.

La tendencia tradicionalista en donde se consideraba al hombre como único sustento económico de una familia ha venido en decadencia y es hoy día, un cuento viejo. La revolución de género viene de un proceso de superación del estancamiento cultural, aspecto en el cual, los Millennials han tomado un rol relevante para ajustar todos los cambios que sean necesarios, para crear la igualdad en el lugar de trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.