Opinión

  • | 2017/06/28 00:01

    Entre la fábula y la ciencia ficción

    El autor de esta nota ha tenido oportunidad de ver unos excelentes videos de las FARC – EP: los actores y actrices son de alto nivel, la producción es bien lograda, y los hábiles mensajes que trasmiten en nombre de la guerrilla son impactantes.

COMPARTIR

En estas producciones se observa a una pareja de estrato 4 cenando en un restaurante y que se ve sorprendida por la cuenta que tiene que pagar con sus impuestos; a un enfermo que es sometido a un paseo de la muerte; a una empleada de aseo a la que le son violados sus derechos laborales. En todos ellos el mensaje de fondo de las FARC – EP es que cuando ellos lleguen al poder habrá salud para todos y se eliminará tanto la corrupción como la desigualdad, todo ello cobijado bajo un ‘mantra’ de paz con justicia social. El único problema con esos videos es que las promesas que hacen las FARC – EP se parecen a las propagandas para bajar de peso sin hacer ejercicio, ni dejar de comer: se sitúan entre la fábula y la ciencia ficción.

Veamos por qué:

En primer lugar, los videos prometen prosperidad en un marco de igualdad. Obviamente las FARC –EP no tienen ninguna intención - en el remoto evento de llegar al poder - de instalar un modelo económico que promueva la prosperidad. En los videos es imposible detectar el modelo político y social que piensan en realidad imponer: un modelo marxista – leninista ‘platanizado’: es decir, el “Socialismo del siglo XXI”. Como señalaba recientemente un comentario difundido en las redes, aquel que no hubiera podido leer el “Acuerdo de La Habana”, bien haría en sintonizar la película del mismo, que hoy en día están dando en Venezuela. El analista Pedro Medellín Torres señala sobre los videos, en artículo reciente: “Ya la experiencia venezolana demostró que no basta ganar unas elecciones y poner esa llegada al poder, al servicio de unas ideas que restablezcan los derechos de los ciudadanos o cierre la brecha entre los ricos y los pobres. Se necesita algo más que eso: un proyecto político y un modelo económico que agrupe el ideario de transformaciones que se propone y las haga sostenibles. Eso fue lo que le pasó al chavismo. Llegaron al poder y las transformaciones sociales no pudieron ir más allá de las llamadas ‘Misiones’ que, bajo la dirección cubana, nunca pudieron superar el asistencialismo que permitían las rentas petroleras. La razón era simple. Además de no haber logrado institucionalizar el tipo de intervención que exigía, ni las transformaciones estructurales que fundamentaran la acción social del Estado, la falta de un modelo económico que le diera sostenibilidad a la revolución fue el detonante que finalmente pondría al descubierto los grandes vacíos del proyecto chavista.”

También le puede interesar: Tres casos de éxito gracias al fin del conflicto en zonas rurales

En otro de los videos prometen eliminar la corrupción olvidándose cómodamente que las FARC - EP fueron un engranaje fundamental en el desarrollo y crecimiento del narcotráfico que en Colombia ha sido, y sigue siendo el principal combustible de la corrupción. Afirma el video que el pueblo no tiene que pagar por las coimas de Odebrecht, olvidándose que ellos mismos sistemáticamente extorsionaron durante años a los brasileiros. Para el analista uruguayo, Javier García, “Una muralla de corrupción se derrumba y le revienta en la cara a una izquierda populista latinoamericana que humilla a miles de militantes que creyeron en aquella tontería de que si se es de izquierda no se es corrupto. El caso paradigmático obviamente es Venezuela, el país más rico del barrio, al que la naturaleza lo proveyó de mucho petróleo y de dirigentes corruptos que se sirvieron de ese petróleo para llenarse de plata los bolsillos y devastar la economía de un país donde los venezolanos tienen que hacer cola para comprar un rollo de papel higiénico y unos pañales.” Hablan las FARC – EP de la salud, cuando saben perfectamente que bajo el “Socialismo del siglo XXI” en Venezuela es casi imposible ser atendido en un hospital o conseguir medicinas.

Le sugerimos leer: ¿Consiguen empleo los desmovilizados en Colombia?

Tampoco se puede olvidar que el papel de los comunicadores de  las FARC – EP no es formular un programa específico para cambiar la realidad constructivamente, sino motivar a los posibles votantes "con el fin de destruir todo lo que existe". Los creadores de los videos de las FARC – EP son incapaces de articular un modelo económico y político coherente y comprensible: se trata de movilizar, no de expresar programas específicos; de motivar, no de convencer racionalmente; de que el espectador se colme de indignación y sea receptivo al falso e hipócrita mensaje de “paz con justicia social”.

Lea también: FARC declararán recursos de su economía de guerra para reparar a víctimas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.