Opinión

  • | 2013/11/25 15:35

    Es hora de prepararse para el 2014

    El 2013 es un motivo de celebración para los inversionistas, y un llamado de atención para redefinir nuestras inversiones en el 2014. Opinión de Santiago Maggi.*

COMPARTIR

En EE.UU, hay una razón más para celebrar el día de acción de gracias: los retornos del mercado accionario. A menos de 30 sesiones de mercado abierto para cerrar el año, los principales índices se han apreciado 30% en el 2013, un retorno envidiable para cualquier proyecto de inversión. Sin embargo, dicha celebración también es un llamado de atención para redefinirnuestras inversiones en el 2014.

El 2013 es un año para celebrarlo al máximo mientras no sea cosa del pasado, pues por simples promedios históricos, es poco probable que volvamos a ver un año como estos. En los últimos 10 años, el retorno total promedio (i.e., incluyendo dividendos) en los últimos 10 años ha sido 7.4%; en los últimos 20 años, elretorno total promedio ha sido 9%.

Además, el 2014 enfrenta puntos de inflexión en la dinámica fundamental de los últimos cinco años, siendo la variable de liquidez monetaria el principal factor decambio. Muchos analistas se preocupan por tratar de identificar cual será el mes en donde la Reserva Federal empiece el proceso de reducción monetaria, pero lo que es verdaderamente importante es entender que el mercado accionario puede descontar antes la decisión de la FED, y dicho descuento puede tener implicaciones importantes en nuestras inversiones antes de una oficial decisión.

Un punto de inflexión evidente probablemente se genere en las tasas de interés, pues las tasas de mediano y largo plazo tienen alto chance de entrar en un periodo de normalización, que a su vez podrían implicar un cambio de tendencia de tasas en caída a subida de tasas. El mercado accionario probablemente podría tener un ajuste después que el combustible de su tendencia alcista sea mitigado por primera vez en cinco años. Estos puntos de inflexión, aunque puede que no sucedan a una velocidad dramática, o no veamos correcciones significativas, sí implican un cambio de mentalidad a la hora de diversificar los portafolios.

Además, cambios como estos no necesariamente implican reducir posiciones en activos que tienen alta probabilidad de perder su valor, pero si rediseñar definitivamente la estrategia de inversión. Por ejemplo, en el ámbito del mercado accionario, tiene bastante sentido buscar estrategias que no sólo se beneficien en la apreciación de los activos, sino también en la caída, o identificar sectores que pueden beneficiarse más que el mercado accionario agregado.

El 2014 será un año desafiante para los generadores de retorno, pero con grandes oportunidades para los que apliquen las estrategias correctas.

* Portfolio Manager
Latmark Asset Management, LLC

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?