Opinión

  • | 2016/10/21 00:01

    ¿En qué empresa desearía trabajar? Guía para administradores e ingenieros

    En el mundo empresarial vemos que se le da reconocimiento a firmas por ser altamente deseadas en el mercado laboral, especialmente en las profesiones dedicadas a la administración y gestión del conocimiento. Sin embargo, existen criterios específicos, requeridos por las compañías para que usted pueda sumarse a su nómina.

COMPARTIR

La firma de investigación y consultoría, Universum, recientemente hizo público los resultados de una encuesta a casi 267.000 futuros graduandos de MBA e ingeniería de 1774 universidades destacadas alrededor del mundo, con el fin de indagar cuáles eran las firmas más atractivas para desempeñarse laboralmente.

Lea también: Si la moda impone, ¿por qué se van las empresas?... El caso Aéropostale

El ranking posicionó como número uno al buscador global más importante del mundo y una de las empresas con mejor reputación a nivel competitivo basada en la innovación: Google. Los beneficios que tienen los empleados de la firma son famosos en todo el mundo, destacándose sus servicios gratuitos de comidas, gimnasio, masajes, lavandería y transporte, así como actividades fuera de lo común como llevar a la mascota a las instalaciones laborales, o rodar en patines para moverse libremente dentro de las mismas, lo cual manda la parada en innovación de gestión de recursos humanos. Las otras empresas tecnológicas destacadas en el listado son Apple (2), Microsoft (7), IBM (24), Intel (39) y Samsung (47).

Asimismo, otro tipo de compañías muy apetecidas para trabajar son las firmas de consultoría, auditoría y financieras, famosas por contratar al mejor personal disponible, dando un toque de prestigio a su nómina, en donde el área cercana a Wall Street forma parte importante de las metas laborales de los encuestados. Dentro de éstas firmas clasificadas se encuentran Ernst & Young (3), Goldman Sachs (4) PwC (5), Deloitte (6), KPMG (8), JP Morgan (10) the Boston Consulting Group (12), Morgan Stanley (14) y Bank of America (22). En las entidades financieras, y a pesar de la última crisis financiera, las compañías norteamericanas se toman la delantera.

Hoy día, las profesiones dedicadas a los negocios y la ingeniería, se lanzan en la búsqueda de un estilo de vida balanceado entre lo laboral y lo personal, en donde una de las ambiciones principales es obtener buenos salarios por desempeñarse en algo de su agrado, teniendo un excelente ambiente laboral. Varias compañías ya se han tomado el reto muy en serio, pero aun, la mayoría se mantiene usando los parámetros tradicionales, razón por la cual, las compañías con alto nivel de innovación se tomaron los primeros puestos del ranking, especialmente las tecnológicas, al lanzarse a crear ambientes laborales más apetecibles por las nuevas camadas de profesionales en administración y finanzas.

Sin embargo, el entorno laboral está matizado por el requerimiento de las compañías más allá de un título universitario en donde se busca que los principios básicos del profesional, vayan acorde a los de la firma. Por ejemplo, Google pone como relevancia el aprendizaje para innovar, lo que requiere la aceptación al fracaso y la concepción de la colaboración. Por ende, mide su rendimiento por su capacidad de aprender y de ejecutar un proyecto asignado, pues las habilidades están por encima de todo y se contrata con base a esto, y no por experiencia o títulos. Al buscador, por ejemplo, le interesa lo que verdaderamente sabe hacer una persona, y que, al mismo tiempo, este tenga una mentalidad emprendedora que fomente su creatividad y la potencie.

Por ende, se está marcando hoy día un nuevo modelo de contratación que se olvida de los títulos universitarios y se enfoca en las habilidades blandas, dentro de las que califican la capacidad y facilidad de hablar en público, el trabajo en equipo, el liderazgo y la gestión. Entonces, el otrora éxito laboral ya no se marca por la culminación de una carrera profesional.

Lea también: Amenazas cibernéticas y la vulnerabilidad de nuestro negocio

Durante la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación, desarrollada en Catar a finales del 2015, se llegó a la importante conclusión de que casi el 40% de los asistentes, consideraba que las universidades de sus respectivos países no estaban preparando adecuadamente a los estudiantes para el mundo del trabajo, y que las especialidades de postgrado carecían de una finalidad, por lo que el hecho de tener este tipo de estudios, no involucra un buen desempeño.

La satisfacción del empleado es vital. Es claro que un trabajador motivado repercute en un buen desempeño de su labor y en la productividad de la misma. Por tal motivo, la combinación de las remuneraciones convencionales con otro tipo de incentivos también suele servir de apoyo. Las firmas ya lo saben, y trabajan día a día diseñando mecanismos más innovadores para atraer y retener el mejor capital humano que encuentran en el mercado.

Igualmente, las remuneraciones convencionales suelen ser altas en las empresas del ranking y esto incentiva querer trabajar en estas compañías; por ejemplo, la mitad de los empleados de las firmas tecnológicas y financieras de Estados Unidos ganan en promedio más de USD145 mil al año, incluyendo bonos o comisiones.

La adaptabilidad de las empresas en fundamental, no sólo hacia el cliente sino también hacia su talento humano, en donde se debe buscar la satisfacción del trabajador para propender un modelo de negocio exitoso. Los nuevos filtros de contratación están enfocados hacia las habilidades reales, el verdadero saber hacer, característica en la cual la academia debe reestructurarse para suplir la necesidad de recurso humano actual. Por eso, estas compañías mencionadas en la clasificación atraen tanto para trabajar en ellas, no es casualidad.

Lea también: El freelance como opción o imposición laboral

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?