Opinión

  • | 2016/05/29 00:01

    ¡Embarázate, si es lo que quieres!

    Hay varias personas que se emocionan cuando llega la noticia de un embarazo. La madre feliz, el padre sorprendido, los abuelos orgullosos y el jefe….normalmente solemne pero con absoluta cara de “y ahora qué hago en la licencia?”. Creo que el más sorprendido siempre termina siendo el jefe.

COMPARTIR

Los embarazos no siempre (de hecho creo que la mayoría no) son planificados. Por esto, desde la perspectiva de la mujer, es un desastre el tema laboral porque caen en la mitad de un lanzamiento, cuando mejor iba el proyecto, cuando llega el nuevo jefe o cuando por fin hay un viaje muy esperado para hacer la gran presentación.

La verdad es que cuando estás trabajando en una empresa o en tu negocio en teoría nunca es un buen momento. Siempre habrá algo pendiente. Así que si no hay buen momento hay que crearlo sin ningún tipo de remordimiento. Cuando queramos como mujeres ser madres podemos serlo y el mundo debe respetar ese derecho y decisión.

Cuando quedé embarazada de mi primer hijo llevaba solo 6 meses en el sitio donde trabajaba. No fue planeado y yo era bastante joven, así que me sentía un poco culpable de dar la noticia a mi Jefe. Digamos que su reacción no fue del todo imparcial, pero tampoco un exceso, mas bien indiferente. Pero recuerdo mucho que había una ejecutiva colega mia de aquella época que hizo un comentario que me hizo sentir muy mal…ella dijo : “¿uno no debería esperar para embarazarse al menos un año en el cargo?.” Teniendo en cuenta que era una mujer en edad productiva me pareció desobligante  y grosera. Pero la resiliencia es una cualidad que he desarrollado desde los dos años de edad, así que pasé rápidamente la página.

Lo que me pone a pensar después de 20 años de que mi hijo naciera, es si siguen existiendo este tipo de personajes que de alguna manera hacen bullying a la maternidad.

Todas las mujeres tenemos el mismo derecho a  ser madres, de hecho esto es algo instintivo. Trabajar y querer aportar valor a una empresa o crear empresa y ser madre no puede ser visto como un pecado, más bien como una bendición. La infinita capacidad de trabajo y amor que tenemos las mujeres  es un buen pilar para creer que los sueños profesionales y el instinto maternal, sí cruzan.

Las empresas sin embargo deben evolucionar. El comentario absurdo y el mal ambiente de aquel instante hace 20 años que me ocurrió no debería pasarle a nadie. El mundo es cambiante, la vida es dinámica, las mujeres hoy buscamos ser felices y las organizaciones deben ayudar a preservar este rol de madres, ya que al final, la familia es la base de cualquier sociedad.

Hay que pensar en tener políticas adecuadas para retener al talento femenino, que además de talento femenino, pretende ser talento maternal. Políticas claras para el respeto a la licencia de maternidad, hora de lactancia, guarderías in house, horarios flexibles y home office son algunas de las opciones que las organizaciones deben tener en cuenta al momento de pensar en el largo plazo para generar un ambiente en el que las nuevas  madres quieran quedarse y no solo esto sino que se sientan comprometidas a aportar mucho valor a la organización que las acompaña de manera genuina en su proceso personal.

Para todas las mujeres que trabajan, exitosas y con ganas de crecer profesionalmente les tengo un mensaje, ser madre es algo demasiado bello para perdérselo. Yo fui madre tres veces y soy la más orgullosa y feliz de haberlo sido. Tambien he tenido una buena carrera que me hace sentir bien como ser humano integral.

Las empresas deben reconocer el valor de la mujer en las organizaciones y hacer ambientes que sean naturalmente positivos para aquellas que están en proceso de ser madres. Se trata de no solo pensar si no actuar y dar soporte a los nuevos talentos…sin importar que se embaracen.  Hay que evolucionar, pensar y entender que el derecho a ser madre es absoluto y que también los padres tienen un rol de acompañamiento para las mamás cuando nacen sus hijos. Importante reflexión que no debe quedar en el cajón de recursos humanos sino en la mente de todos aquellos que manejan equipos con potenciales futuras madres.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?