Opinión

  • | 2014/05/14 14:00

    ¿Por quién votará el empresario?

    Como bien sabemos para las elecciones presidenciales la baraja es muy corta y las ideas en algunos candidatos son un poco difusas por no decir muy generales y otras bastante profundas y quizás demasiado comprometedoras. Opinión de Fabian Garcia G.*

COMPARTIR

El empresario colombiano es un catalizador, influenciador de su entorno y tiende a tener una responsabilidad enorme en sus manos como es elegir, comentar y criticar sobre a quién favorecerá con su voto pues este afectará tanto a su bienestar familiar como su economía. Este empresario necesita más información de la que normalmente lee en los diarios del país, del cual solo llega una pequeña fracción que ciertamente sesga su percepción de los candidatos.

Bajo ese contexto, la decisión es difícil y analizar el cómo afectará nuestros negocios en un periodo de cuatro años es menos clara. Para esto busqué en lo posible obtener lo que para mí fue lo más destacable que pudiera interesarnos, como empresarios. de las propuestas de los candidatos y lograr aclarar en alguna medida lo difuso que puedan ser sus posiciones.

Clara Lopez tiene dos aspectos interesantes que afectarán positivamente en el mediano plazo al empresario industrial y del agro, pues su bandera se centra en la implementación de un nuevo modelo de desarrollo que aún no ha explicado en detalle en su plan de gobierno y la renegociación de los Tratados de Libre Comercio arrancando por el de Estados Unidos, sentando su principio en la ilógica de la no posibilidad de ser modificado y que tiende a afectar la soberanía alimentaria del país. La propuesta de pleno empleo se traduce en que básicamente el Estado garantizará el pleno empleo manteniendo un ingreso estable de los colombianos, buscando casi simular el modelo de control de la tasa de cambio pero traducido al salario de los trabajadores. Esto en teoría acompañado por una protección a sectores estratégicos, que inicialmente los engloba dentro de los agrícolas e industriales.

Por parte de Marta Lucía veremos una gran lucha para la reindustrialización, mejoras y construcción de grandes autopistas que reducirán los costos de transporte, menos trámites y mayor visibilidad de las empresas locales en el exterior, mayor apoyo al emprendimiento enfocado hacia el valor agregado, con base tecnológica y con gran énfasis en el sector agrícola. Su política de pleno empleo se centra básicamente en el sector agrario y el emprendimiento.

Lo pilares de Oscar Ivan Zuluaga son claros y precisos como bien lo sabe hacer su jefe de partido, basados en la confianza inversionista y en la seguridad democrática ejes por medio de los cuales buscará incrementar la inversión en sectores productivos. Apoyará clústers, desarrollará cadenas productivas con identificación de productos de potencial exportador. Promesa interesante es la del apoyo para la reconversión productiva a empresas afectadas por los tratados de libre comercio lo que significa un apoyo o un rubro gigantesco dado este por el número de empresas que hoy se han visto afectadas por estas negociaciones. Programa que bien ejecutado podría dar el giro que necesita la industria y el agro.

Peñalosa por su parte, en sus seis ejes estratégicos enfoca un eje hacia el desarrollo rural pero si plantea un plan estratégico para cada región pues reconoce su diversidad y sus necesidades diferenciadas y en estas necesidades centrará sus esfuerzos en seis atributos y uno de ellos será la tributación local lo cual afectará nuestro panorama económico pero esto bajo un escenario de transparencia podría funcionar y generar identidad y desarrollo local y diferenciado. Más allá de esto y según lo que fácilmente se encuentra en sus comunicados oficiales el empresario no le queda fácil estudiar su propuesta y quizás valorarla.

Basta finalmente con analizar la gestión del actual presidente en donde veremos un panorama de estabilidad tributaria que bien podría o no cambiar dado lo que suceda con el proceso de paz. Un sector industrial y agrícola con planes no muy claros frente a la internacionalización de la economía donde sus propuestas como la de los demás candidatos para el sector agrícola a modo de ejemplo se centra en la reducción de costos de insumos como resultado del paro agrario de 2013 a sabiendas de esta problemática desde el inicio de las negociaciones inclusive desde gobiernos anteriores. Y finalmente un plan de 6 billones en microcréditos para apalancar la pequeña empresa.

En conclusión bajo el escenario el liderazgo de Santos es probable que las condiciones industriales permanezcan constantes al igual que con Peñalosa al menos en el mediano plazo cuando se empiecen a ver los resultados en materia de educación y de investigación que este candidato propone. Con Oscar Iván habría una mayor dinámica, pues la sola inversión extranjera generará dinamismo en la economía como sucedió en los periodos de 2002 a 2010. Su propuesta de apoyo a sectores afectados por los TLC´s resulta magna y ambiciosa aunque requerirá de gran apoyo no solo del senado sino de sectores institucionales locales, extranjeras y universidades. Escenario muy similar al de Marta Lucía pues habrá fuerte apoyo al agro, sectores de valor agregado y base tecnológica.

Por último resulta atractivo para un industrial o un empresario del agro el proteccionismo que ofrece la propuesta de Clara López generando un ambiente de tranquilidad momentánea pero una preocupación a largo plazo por el posible y mayor retraso que puedan sufrir estos sectores ante la falta de competencia y un menor beneficio hacia los consumidores. El tacto de su política de pleno empleo también resulta ambiciosa aunque no contemple los costos o la apreciación que tendrá esto en la mano de obra que quizás muestren una cruda realidad, también generarán sobrecostos no programados en las empresas que deberán ser planeados y subsanados con otras medidas de impulso pues el impacto no es predecible en materia competitiva.


* Vicepresidente Corporativo Raddar Consumer Knowledge Group
@fabianraddar, Fabian.garcia@raddar.net

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?