Opinión

  • | 2016/04/19 00:01

    El uso de TIC en microestablecimientos: un camino por recorrer

    Para incrementar la superviviencia de las Mipymes es necesario aumentar su productividad, facilitar la asociatividad entre pequeñas empresas, mejorar los mecanismos de comunicación con los consumidores y ampliar el tamaño de la demanda.

COMPARTIR

Sin duda, uno de los principales retos del país es incrementar y masificar el uso de tecnologías de la información y comunicación (TIC), principalmente en las pequeñas empresas con el fin de aumentar la productividad y la competitividad. De hecho, investigaciones previas realizadas por Fedesarrollo (2013), han señalado la relevancia de las TIC como uno de los mecanismos más importantes para incrementar la superviviencia de las Mipymes, aumentar la productividad, facilitar la asociatividad entre pequeñas empresas, mejorar los mecanismos de comunicación con los consumidores y ampliar el tamaño de la demanda.   

En este sentido, una  encuesta reciente presentada por el Dane refleja que aunque se han dado mejoras en el uso de TICs, aún existe un importante camino por recorrer. El estudio, centrado en microestablecimientos – es decir los establecimientos de comercio, servicio o industria donde laboran hasta 9 personas y que no tienen más de tres sucursales – evidencia que a pesar de las mejoras recientemente, el nivel de penetración de este tipo de tecnología sigue siendo bajo. Por ejemplo, entre 2014 y 2015, el porcentaje de microestablecimientos que tenía conexión o usó Internet pasó de 24,4% en 2014 a 25,8% en 2015, mientras que el porcentaje de microestablecimientos que tenían página o presencia en la web se mantuvo en 5,8% (con cifras comparables de la encuesta).  

Es probable que una parte del problema de adopción esté centrado en un bajo reconocimiento sobre el potencial que el uso de estas tecnologías pueda traer. Así, el 87,7% de los microestablecimientos investigados por el Dane que no tuvieron acceso o no usaron Internet argumentaron que no lo necesitaron. Además, esta respuesta fue muy similar entre sectores económicos (el 88,1% en industria, 87,8% en comercio y 87,4% en servicios). Por otra parte, y de manera adicional a dicha percepción, el estudio señala otras razones que limitan el acceso tales como costos, conocimientos o no contar con un dispositivo para conectarse. Sin lugar a dudas, solucionar estos inconvenientes e incrementar la penetración de TIC con el fin de aumentar la productividad, seguirá siendo una de las grandes tareas de la agenda pública y de la política educativa del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?