Opinión

  • | 2016/04/04 00:01

    El retorno de Bitcoin

    Desde agosto del 2015 el precio de Bitcoin ha subido más del 80%. Las causas detrás de esta valorización han sido las inversiones por más de US$1 billón en startups con tecnología Bitcoin y el resurgimiento de la demanda por parte de los chinos.

COMPARTIR

En 1989 Tim Berners Lee creó el protocolo de transferencia de  hipertexto (Http) que sería la piedra angular de la revolución tecnológica creada por Internet. En el 2009 alguien con el seudónimo de Satoshi Nakamoto creó Bitcoin. Un protocolo de transferencia de confianza que va a ser la piedra angular de la revolución tecnológica que está creando el internet de las cosas (IoT por su sigla en inglés).

El internet de las cosas y Bitcoin

El internet de las cosas es una red que va a conectar a más de 50 billones de objetos físicos para el 2020. Dichos objetos contienen una tecnología embebida para comunicar y censar. Esta tecnología permite monitorear, controlar y mejorar la eficiencia de los procesos de producción y transporte en la economía mundial.

Internet de las cosas habilita el desarrollo de ecosistemas de compañías de hardware enfocadas en la interconectividad de objetos físicos. Asimismo permite el desarrollo de modelos de negocios alrededor del nuevo torrente de datos provenientes de billones de sensores. En resumen, el internet de las cosas es el equivalente al sistema nervioso de internet.

El cuello de botella de esta tecnología está en garantizar la seguridad y la confiabilidad de las fuentes generadoras de datos. Es ahí donde Bitcoin y la cadena de bloques (Blockchain) juegan un papel preponderante.

Figura 1. Precio y volumen de transacciones en Bitcoins

Fuente: Coin Desk. Análisis Macrowise.

La cadena de bloques (Blockchain)

Bitcoin más que una moneda es un commodity. Su valor intrínseco está determinado por el costo de resolver problemas de encripción que garanticen la confiabilidad de una transacción dentro de la red bitcoin.

El primer paso en la red Bitcoin es la minería. Esta consiste en encontrar una secuencia específica que es conocida como bloque. Una vez es encontrada, un algoritmo de Bitcoin conocido como “hash” es aplicado sobre estos datos  generando un patrón único asociado a este bloque. El que logre realizar dicha actividad recibe un Bitcoin en compensación. Cada uno de estos bloques es registrado de manera pública en un registro incorruptible conocido como la cadena de bloques.

La cadena de bloques no es de uso exclusivo de la red Bitcoin. Si hacemos el paralelo al desarrollo de internet en los 90, Bitcoin es el equivalente a internet mientras las tecnologías derivadas de la cadena de bloques es el equivalente a la intranet.

¿Qué ha pasado de nuevo?

En el segundo semestre del 2015 las inversiones en startups que desarrollan tecnología Bitcoin o Blockchain llegaron a US$1 billón. Nasdaq, Visa, Goldman Sachs, Mastercard, Citibank, Pantera Capital han sido los principales actores detrás de este boom de inversión.

Figura 2. Fases de difusión tecnológica de Bitcoin

Fuente: Bitcorati.com Análisis Macrowise.

Sin embargo, el renacimiento del interés por Bitcoin no se limita a las inversiones en startups. Ciudadanos de países emergentes escépticos en la capacidad de los gobiernos para evitar devaluaciones de sus monedas locales, ven en Bitcoin una alternativa para preservar su poder adquisitivo.

La figura 2 muestra la curva de difusión de una innovación tecnológica. Esta gráfica muestra que Bitcoin está pasando del estado de usuarios pilotos al estado de mayoría inicial. En dicho estado una innovación tecnológica empieza su proceso de crecimiento exponencial.

Bitcoin va a entrar en un estado de auge donde se crea una gran oportunidad para los inversionistas alternativos y los emprendedores que sepan crear valor agregado a partir de dicha tecnología.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?