Opinión

  • | 2016/04/10 00:01

    El pensamiento de diseño: su metodología y operatividad

    El Pensamiento de Diseño es una estructura mental que permite aproximarse a los problemas relacionando variables contextuales, tecnológicas y socioculturales para encontrar posibles territorios de innovación.

COMPARTIR

En mis dos primeras columnas traté los temas de la innovación significativa y la metodología del Pensamiento de Diseño. Pretendo dar al lector las herramientas necesarias para entender cómo funciona el proceso metodológico y cómo por medio de él se pueden lograr profundos cambios en las organizaciones.

El Pensamiento de Diseño es una estructura mental que permite aproximarse a los problemas relacionando variables contextuales, tecnológicas y socioculturales para encontrar posibles territorios de innovación; prioriza el pensamiento visual y la materialización de las ideas, comprobando constantemente los conceptos creados y ajustándolos en ciclos de iteración de prueba-aprendizaje.

El fin del Pensamiento de Diseño es dar un marco de efectividad y real innovación a los procesos creativos dentro de las organizaciones, para generar productos y servicios únicos y significativos.

El proceso metodológico consta de cinco fases que operan de manera cronológica pero que, dada la flexibilidad que requiere la actividad creativa, pueden repetirse de forma iterativa a largo del proyecto. Estas fases son:

1. Definir el proyecto: Delimitar el proyecto significa trabajar sobre la realidad para generar soluciones proyectadas al futuro, pero previamente se necesita definir el trozo de esa realidad que se va a explorar y conocer a profundidad.

A través de la definición del proyecto se sintetiza el propósito, el alcance y los objetivos del mismo, de acuerdo con los intereses de la organización; da un marco a la actividad creativa desarrollada a lo largo del proceso.

 2. Empatizar: La innovación requiere de una base sólida de conocimiento del entorno y de las cambiantes necesidades de los consumidores.

Empatizar se entiende como el proceso sistemático de observar, interpretar y comprender a las personas que consumen los productos y servicios de la organización. Hace una inmersión en los escenarios de vida de los usuarios, rastreando información emocional de valor para el proyecto (costumbres, tradiciones, imaginarios, expectativas, sueños y temores), y aumenta su potencial de desarrollar innovación con significado. 

3. La ideación: Es un actividad creativa por excelencia, pero las ideas que se generan que surgen en el marco de un proyecto enfocado a la innovación.

Genera un gran número de ideas sobre el futuro, es decir, posibles soluciones a problemas actuales ensamblando conceptos que tienen tanto potencial de innovación sociocultural como funcional o tecnológico.

4. Prototipado:  Es una actividad de pensamiento convergente, que materializa los conceptos seleccionados que serán sometidos a prueba en la búsqueda de una solución óptima para el encargo.

La importancia del prototipado es el aprendizaje que está implícito en hacer los modelos y comprobarlos dentro de un ciclo iterativo y didáctico. Detectar fallas durante la fase de pruebas ahorra recursos y maximiza el valor de la información y los resultados obtenidos.

5. Retroalimentación: La metodología no tiene un inicio y un fin determinado; busca encontrar respuestas óptimas y no perfectas y el aprendizaje se relaciona directamente con la iteración en crear, probar y aprender.

Por esa razón, documentar, re-visar y re-pensar el proceso  hace posible trazar el aprendizaje del equipo y la organización en cada una de las etapas y comprender, desde una visión sistémica, la articulación de las actividades, los resultados y el potencial de innovación involucrado en todo el camino.

Hasta aquí he descrito a grandes rasgos las características del Pensamiento de Diseño. En próximas columnas les contaré con más detalles la importancia de la empatía en los procesos de diseño, desde la experiencia que hemos tenido como firma de estrategia e innovación, así que espero me sigan acompañando cada semana. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?