Opinión

  • | 2016/05/07 00:01

    El gerente “sabelotodo”

    Uno de los errores que más me han afectado ha sido el haberme convertido alguna vez en el “gerente sabelotodo”; en mi defensa puedo decir que no fue mi intención, simplemente ocurrió.

COMPARTIR

En mi trasegar por el mundo empresarial he tenido que jugar muchos roles, he sido desde el “chico nuevo” hasta Co-founder; pasando por el rol de coordinador, director, gerente y hasta consultor. Haber tenido tantos sombreros me ha permitido equivocarme de muchas formas y esto a su vez me ha permitido aprender de esos errores.

Uno de los errores que más me han afectado ha sido el haberme convertido alguna vez en el “gerente sabelotodo”; en mi defensa puedo decir que no fue mi intención, simplemente ocurrió.

El hecho de haber sido uno, me ha permitido reconocerlos cuando me los encuentro; usualmente hacen gala de su experiencia y su conocimiento, opacan al resto de su equipo que al final termina mas preocupado por evitar sus ataques que por hacer su labor. Ellos necesitan establecer en cada momento que son “imprescindibles” para la organización, por eso se convierten en un “tapón” para las nuevas ideas, sobretodo si vienen de otras personas, pues las ideas tienen que venir de ellos.

Estos gerentes (hombres o mujeres, es lo mismo) temen lo que no pueden controlar, así que la innovación en el fondo los hace sentir incómodos; por eso aunque no lo acepten en público desean que nada cambie, aman el “status quo”. Temen también que los demás sepan que no manejan algún tema, pues parte de su “leyenda” es el hecho de que “lo saben todo”, así que cuando el tema se les aparece, no pierden tiempo en descalificarlo, no sólo al tema sino a la persona que lo trae a colación.

Cuando en un equipo hay uno de estos personajes, se crea una cultura del miedo en su interior; miedo a probar, miedo a crear, miedo a equivocarse.

La cosa para estos personajes está cada vez más compleja, pues lo que manda hoy es la colaboración, la capacidad de co-crear y el valor de probar cosas nuevas; la innovación es enemiga del individualismo, por eso los gerentes “sabelotodo” deberían tener los días contados.

Aclaro que dije “deberían” pues aún no es así, todavía se lo encuentra en las empresas más grandes, subidos en la inercia de la organización, tratando de adaptarse a los cambios de este mundo hiperconectado, también se los puede encontrar uno como gerentes de sus propias empresas, donde encima no tienen nadie que les ayude a entrar en contexto pues son “el jefe”.

Si usted conoce alguno, por favor trate de hacerle entender que las organizaciones de hoy necesitan gerentes “mentores”, que tejan alianzas y generen consensos, que lideren con el ejemplo y no con un régimen de terror, que si piden resultados es porque ellos están dando resultados. Si por ventura usted es el gerente “sabelo todo”, permítame darle un consejo de “colega a colega”: replantéese su liderazgo, el mundo es tan complejo hoy en día, que nadie está esperando que usted “se las sepa todas”, aprenda a escuchar y no desperdicie el talento de su gente. Si los contrató déjelos actuar, ríjase por el mismo rasero que le exige a su equipo y gánese su respeto, no su temor. Es importante entender esto a las buenas, pues el mercado nos lo hará entender a las malas y aquí el asunto ya no es tan divertido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?