Opinión

  • | 2017/03/15 00:01

    El bienestar personal, ¡todo un reto creativo!

    La búsqueda de la felicidad es un proceso que incorpora muchos componentes que llevan al bienestar. Aprenda cuáles son y cómo ponerlos en práctica.

COMPARTIR

En medio de un mundo caótico y acelerado, la falta de sueño, el sedentarismo, el estrés y la comida para llevar se han convertido en nuevos estilos de vida. Así, las cuentas de cobro que se recibe son entonces las gripas repetidas, el cansancio, las alergias e incluso el cáncer, por mencionar algunas de las consecuencias, que se hacen cada vez más comunes. Lo anterior, exige volcar la mirada hacia un sistema de salud y estilos de vida que enfaticen la prevención y el equilibrio, antes que el apagar incendios a través de tratamientos.

Un vida saludable debe estar orientada a lograr un balance holístico, que se traduzca no solo en menos visitas al médico o episodios de enfermedad, sino también en una vida más feliz; es decir, que implica una relación equilibrada entre el universo físico, relacional y espiritual de cada persona. Solo así se puede llegar a hablar verdaderamente de bienestar físico y emocional.

También le puede interesar: La cultura organizacional de Uber una bomba de tiempo

Entonces, ¿Cómo lograr este bienestar? A continuación presento algunas recomendaciones que plantea el Instituto para la Nutrición Integral:

  1. ¡Bájele el ritmo!

Ser un ermitaño en un mundo hiperconectado puede ser una tarea de titanes, que si no lo deja frustrado, lo deja aislado. Para no morir en el intento, busque maneras de balancear sus ritmos. Esto puede lograrse a través de una práctica espiritual y de ejercicio regular. Aquí use su creatividad, pues la espiritualidad no solo se encuentra en la iglesia, ni el ejercicio en el gimnasio. Busque actividades y espacios que realmente lo motiven, pues la idea es construir nuevos hábitos de vida, no resoluciones pasajeras que se esfuman como los propósitos de principio de año.

Lea también: Ser buen profesional no significa ser un buen líder

  1. Encuentre un trabajo que lo haga feliz

La mayor parte de nuestro tiempo la pasamos en el trabajo, por eso es importante sentirse pleno y satisfecho dentro de él. De nada sirve ser fuerte y espiritual, si vive frustrado en su día a día por no poder hacer aquello que le apasiona. Si usted se encuentra en un lugar que no disfruta, comience a buscar nuevas posibilidades de reinventar su carrera y cultive sus hobbies. El bienestar se debe buscar en todas las áreas de la vida.

  1. Fortalezca sus relaciones

La vida se compone de relaciones, ya que estas determinan en gran medida las decisiones que tomamos en el camino. Por eso, aprenda a vivir en el momento presente, fortalezca sus habilidades de comunicación y perdone a aquellos que alguna vez le hicieron atravesar por circunstancias difíciles.

  1. Cuide su alimentación

La alimentación es uno de los factores que más se pueden controlar a la hora de buscar un balance, pues no se tiene influencia sobre la contaminación que se respira, pero sí se puede decidir sobre los alimentos que nos llevamos a la boca. Opte por alternativas más sanas, menos procesadas y más caseras. Comer sano no tiene por que ser un sacrificio, sea creativo en la cocina, experimente con nuevos sabores y técnicas, y empiece a comer más en casa. En otras palabras, vuelva a lo básico.

Por último, no pierda de vista que lograr el bienestar no puede convertirse en una lista aumentada de tareas por hacer que solo le generarán estrés. Antes bien, busque maneras de incorporar nuevos hábitos a sus rutinas ya establecidas, e introduzca un cambio a la vez. Solo así logrará que los cambios que realice puedan mantenerse en el tiempo.

Lea también: Desate el potencial creativo de los niños

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.