Opinión

  • | 2017/03/08 00:01

    Diversificarse o morir

    El crecimiento y la tasa de cambio en Colombia se han convertido en rehenes del mercado del petróleo mundial, ¿por qué? La respuesta es sencilla, por la concentración en una sola exportación, es decir, tal como en un portafolio de inversión es necesario diversificar el riesgo.

COMPARTIR

Hace un par de semanas se publicó el dato de crecimiento económico para Colombia para el 2016 el cual se mide a partir del Producto Interno Bruto (PIB) y cuya tasa de crecimiento fue de 2,0%. Cuando se lee el comunicado del DANE el mensaje positivo que envía es que la economía ha crecido durante 17 trimestres, así que todo está muy bien si combinamos estas dos informaciones, ¿verdad?

Bueno, pues como dicen, nada es cierto o falso todo depende del color del cristal con el que se mire. No hay duda que los datos que mencioné en el párrafo anterior son ciertos, pero hay que ser un poco más críticos en su análisis. ¿Qué dirían si esa tasa de 2,0%, es la más baja desde la registrada en 2009 cuando fue afectada por la crisis financiera mundial?

Elaboración propia. Fuente DANE

En el gráfico anterior se puede ver como se ha comportado la tasa de crecimiento de la economía en términos anuales y es claro que ha perdido dinamismo desde 2013 cuando tuvo un registro de 4,9%. Siguiendo con la información proveída en el comunicado se afirma que 7 de los 9 sectores productivos han mostrado crecimiento, mientras solo dos tasas negativas, transporte, almacenamiento y comunicaciones con -0,1% y Explotación de minas y Canteras con -6,5%, con lo que queda bastante claro qué sector está afectando en mayor medida el comportamiento de la economía.

También le puede interesar: La violencia le cuesta al mundo 13,3% del PIB

La concentración y el manejo del riesgo

Cuando se evalúa el riesgo de un portafolio, uno de los factores más importante a tener en cuenta es el exceso de concentración en un solo activo, ya que esto deja al portafolio sumamente vulnerable a fluctuaciones en su precio, por lo tanto, lo que siempre se recomienda es diversificar. Diversificar no es nada más que invertir en más de un activo con lo que la vulnerabilidad frente a la fluctuación del precio de uno en particular se disminuye de forma considerable.

La razón por la que traigo este concepto a colación es que en la diversificación es precisamente en lo que está fallando Colombia, en el siguiente gráfico les quiero mostrar la comparación de las tasas de crecimiento de los últimos 16 trimestres del Producto Interno Bruto y la del sector de explotación de minas y canteras del cual el petróleo pesa alrededor del 70%.

Elaboración propia. Datos DANE

Se puede ver que es cierto que estos trimestres han tenido un crecimiento positivo en términos del PIB y que este ha sido cada vez más bajo en los últimos dos años, periodo en el cual se presenta una tendencia de tasa negativas para el sector de explotación de minas y canteras a causa de la reducción del precio internacional del petróleo. Esto muestra claramente que la economía local es extremadamente vulnerable a las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo, con lo que la solución más lógica es diversificar, pero no hablamos en este caso de un portafolio, si no de diversificar los sectores productivos y los exportadores.

Si bien el caballito de batalla del actual gobierno ha sido el potencial de crecimiento de las autopistas de cuarta generación (4G), pasar de estar concentrados en petróleo a estar concentrados en infraestructura no es la solución, porque simplemente vamos a continuar concentrados. 

Es el momento de volver a analizar las ventajas que tiene Colombia frente a otros países de la región, por ejemplo, su ubicación geográfica y que inversión requieren los puertos de que dispone para convertirse en un corredor comercial de mercancía. Además, Bogotá tiene todo el potencial de convertirse en un centro financiero para la región de Latinoamérica (Latam), si lo piensan un momento, la ciudad está a 6 horas tanto de Uruguay como de Nueva York, convirtiéndolo en el lugar ideal para que los grandes bancos y fondos manejen sus operaciones en la región desde oficinas locales. Así que la llamada real para la economía es a diversificarse en nuevos mercados no a concentrarse en algo diferente cada vez que el producto de turno se enfrente a una crisis.

Lea también: La deuda externa disminuyó levemente en octubre hasta el 40,9% del PIB

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.