Opinión

  • | 2017/03/16 00:01

    Dejaron sin billete a los conservadores

    El recordado dirigente conservador, Álvaro Gómez, solía afirmar que Colombia era un país conservador que votaba liberal. Un reciente cambio del Banco de la República convierte a Colombia en un país conservador que paga con liberal.

COMPARTIR

Como es de conocimiento público, el Emisor acaba de renovar la familia de billetes del país. Aunque dicho cambio obedeció a asuntos técnicos y de seguridad, el Banco aprovechó la oportunidad para exhibir una nueva imagen del país y de algunas de sus figuras representativas. En esta ocasión no se incluyó a Bolívar, Santander o alguno de los miembros de la gesta de independencia en las caras del papel moneda. Del mismo modo, como esfuerzo por mostrar una cara moderna y progresista, se destacaron figuras de la literatura, el arte y las ciencias; incluyendo por primera vez a dos mujeres.

Lea también: 10 datos curiosos alrededor de la nueva familia de billetes colombianos

Sin embargo, Ángela Ospina, ex vicepresidente del Partido Conservador, señaló con razón un hecho que, hasta ahora, había pasado desapercibido y que genera un interrogante: ¿Por qué los nuevos billetes tienen a dos jefes del partido liberal y a ninguno del partido conservador?

Para cortar cualquier duda de raíz, vale la pena señalar que dos leyes de la República obligaron al Banco a rendir homenaje a los ex presidentes López Michelsen y Lleras Restrepo, incluyéndolos en la emisión de nuevos billetes. Una tercera hizo lo propio con el Sombrero Vueltiao Zenú. Esto no tiene discusión. Dicho de otra manera, a los congresistas conservadores les faltó iniciativa. No obstante, esto no es óbice para que en un próximo cambio del papel moneda se considere a algún líder del segundo partido político más antiguo del país.

Más allá de la antigüedad, se debe reconocer que varias decisiones de política económica colombiana han sido lideradas por conservadores. Echeverry, Cárdenas, Junguito, Laserna, Palacios, Urrutia, Restrepo y Jaramillo-Ocampo, son miembros contemporáneos de una larga lista que prueba lo anterior.

Con la intención de que quienes hacen las leyes consideren la posibilidad de reivindicar al partido de Bolívar, me permitiré sugerir tres nombres para futuros cambios. Evitando discusiones históricas con las familias de los ex presidentes azules, me centraré en figuras de líderes que hicieron aportes al desarrollo de la banca central en Colombia y la economía.

Le sugerimos leer: A propósito de los nuevos billetes, ¿conoce la historia del papel moneda?

El primero de ellos es Julio Caro, hijo de Miguel Antonio Caro, quien fue Gerente del Emisor entre 1927 y 1947, la persona que más tiempo ha ocupado este cargo. Asimismo, a Caro se le debe el impulso para la creación del Museo del Oro y la Biblioteca Luis Ángel Arango.

Otra figura destacada fue el antioqueño Esteban Jaramillo. Jaramillo fue Representante a la Cámara, Senador y Ministro de Estado en varios gobiernos. Durante el gobierno de Marco Fidel Suárez, estructuró el esquema de tributación directa sobre la renta. Pero quizá su principal logro fue el manejo que le dio a la crisis económica de inicios de 1930, contexto que en el que, además, hubo confrontación bélica entre Colombia y Perú (1932). El Ministro impulsó una reforma que le permitió al Banco de la República prestarle recursos al gobierno, emitió deuda a plazos largos y modificó la estructura tributaria. Al final Colombia pasó el temporal sin comprometer la inflación, tal como había ocurrido durante la guerra de los 1000 días.

En el mismo sentido, si de cambios en el rol del banco central se trata se deberían destacar los nombres de Rafael Reyes, presidente que mostró preocupación por la estabilización de la moneda luego de la guerra de los 1000 días. Reyes creó el “Banco Central” en 1905, aunque la institución no tenía las funciones de prestamista de última instancia y terminó convirtiéndose en banco privado antes de ser liquidado, fue un primer esfuerzo por organizar monetariamente el país. Adicionalmente, a Reyes se le reconocen sus esfuerzos por pacificar el país y poner la cuota inicial de la prosperidad que se vivió en las tres primeras décadas del Siglo XX.

Otros buenos candidatos son Pedro Nel Ospina (en su gobierno se creó el Banco de la República), Laureano Gómez (reformó las funciones del Emisor en 1951), Guillermo León Valencia (creó la Junta monetaria). Independientemente del balance que se pueda realizar de sus gobiernos, implementaron reformas institucionales al Emisor que sirvieron de base de reflexión a los constituyentes de 1991.

Conservadores y notafílicos (coleccionistas de billetes), deberán esperar mientras llega la próxima modificación de la familia de billetes del país. Por ahora, parafraseando a Laureano Gómez, Colombia será un país conservador que paga con liberal.

****

Agenda.

Esta semana se celebraron los 250 años del natalicio de Andrew Jackson, séptimo presidente de los Estados Unidos, quien está en los billetes de veinte dólares. Pese a que los historiadores no ponderan bien su gobierno, particularmente por su Ley de Traslado Forzoso de Indios, su decisión de liquidar el Segundo Banco de Estados Unidos, un banco que no estaba alineado a la estructura institucional de ese país, le hizo merecedor de este reconocimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.