Opinión

  • | 2016/07/16 00:01

    Debemos “colisionar” para poder innovar

    El principio debe ser el encuentro, generar espacios de todo tipo para lograr que los actores de todos las diferentes instancias y procesos puedan compartir visiones.

COMPARTIR

Últimamente escucho a muchas personas hablar de innovación, el tema se ha puesto de moda tal como en su momento lo fueron “globalización”, “redes sociales” y “economía digital” entre otros. Cuando los temas se vuelven moda corren el riesgo de banalizarse y perder su sentido; yo particularmente no me rindo con la innovación pues es una herramienta clave si de verdad queremos encontrar respuestas diferentes a los problemas que tenemos hoy planteados.

Los empresarios me dicen que sabes que algo está pasando en el mundo en ese tema y que hay muchas posibilidades de negocio, pero que no saben cómo “entrarle al asunto”.

Las universidades entienden que deben formar personas orientadas a la “nueva economía”, pero no saben por dónde comenzar, los trabajadores sienten que hay nuevas oportunidades en algún lado... pero exactamente, ¿dónde?... no lo tienen claro.Los emprendedores tienen visiones del futuro, pero no encuentran la forma de comunicarlo y los gobiernos saben que deben crear nuevos espacios, pero no se deciden el dónde comenzar a hacerlo.

Todos de una forma u otra tienen razón, pero no logran “cuajar la idea”.

El principio debe ser el encuentro, generar espacios de todo tipo para lograr que los actores de todos las diferentes instancias y procesos puedan compartir visiones.

Lo anterior se dice fácil, pero lograrlo requiere verdadero interés por parte de la sociedad en generar estos espacios y por los promotores de la innovación en particular en crear “colisiones” reales entre todos y sus realidades.

Hablo de “espacios de colisión” pues es la forma más precisa en la que he logrado describirlos, lugares físicos y sociales donde personas que tienen puntos de vista muy diferentes, se puedan encontrar sin prejuicios y compartir visiones, sólo desde allí se pueden comenzar a generar los “pilotos” de nuevas formas de hacer las cosas, de nuevas soluciones, de nuevos “startups”.

Mucha gente me pregunta por qué insisto tanto en esto de la innovación, les contestó que por ejemplo si uno desea hacerle competencia a alguien que ya tiene un negocio establecido, debe “crear algo nuevo” o “mejorar lo que ya existe”. Así por ejemplo si como país deseamos ser el nuevo “Silicon Valley” (como tanto se escucha por ahí), debemos tener algún as en la manga, pues ya existe un “Silicon Valley” y si deseamos atraer la clase de personas que van a espacios como “Silicon Valley”, definitivamente debemos innovar.

Encontrarse pues se hace imprescindible, crear lugares físicos y espacios mentales y culturales para poder hacerlo se vuelve una tarea prioritaria. Cuando comencemos a encontrarnos y reconocernos, el proceso de innovar soluciones habrá iniciado, habremos comenzado a “colisionar”.

Las señales de estos procesos ya están a la vista, las personas entusiastas de crear ya se encuentran en lugares como parques, cafés coworkings y similares, las ideas ya han comenzado a surgir y las personas a interrogarse.

Por lo pronto, para aquellos que desean crear cosas nuevas y que lean estas palabras, va la invitación a conectarse, a salir de su ambiente normal y exponerse a otras personas y a otras ideas. Sólo cuando las cosas se conectan y se airean funcionan, de otra forma se estancan y se mueren.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?