Dinero.com Revista Dinero

Nelson Narváez, columnista.

| 2/25/2013 5:00:00 PM

De emprendedor a dueño de negocios

La experiencia me ha enseñado que muchas empresas se estancan, son insostenibles o se quiebran porque con el tiempo el emprendedor no comprendió la necesidad de pensar y actuar como un dueño de negocio y continuó pensando como emprendedor. Opinión de Nelson Narváez.

por Nelson Narváez *

Sin duda son pensamientos muy diferentes y es la clave entre la supervivencia o la muerte de las empresas.

Los emprendedores, por naturaleza, les gusta hacerse cargo de todo, lo cual no los convierte en grandes líderes. Esto explica una gran cantidad de fracasos empresariales. A mí también me pasó, duré mucho tiempo pensando como emprendedor y he tenido momentos muy difíciles como persona, con mi familia y con los negocios, solo por resistirme a pensar como un dueño de negocios.

Mi amigo y socio Kelly Ritchie, CEO de SalesPartners Word Wide, dice que en su experiencia el liderazgo en el mundo de hoy es una habilidad que se adquiere para tener éxito y es necesaria aprenderla. Me explicó que la diferencia entre un emprendedor y un dueño de negocios radica en que los emprendedores son excelentes creando un negocio pero no logran mantenerlo y en este punto, muchos quedan estancados, frustrados y sin energía para continuar. En cambio un Dueño de Negocio es hábil para mantener y dirigir el negocio creado, alcanzando con su paciencia excelentes resultados por medio de la repetición de aquello que funciona.

Analizando la alta tasa de morbilidad de las empresas en Colombia, una de las principales causas de que desaparezcan bien sea rápida o lentamente, es la falta de percibir que siendo ya empresarios siguen pensando y actuando como emprendedores y se percatan de la situación cuando ya es demasiado tarde. Una persona con pensamiento de dueño de negocio asume su rol conscientemente de que el emprendimiento se lleva a cabo en el período inicial del negocio y hace el giro a la sostenibilidad.

Es muy diferente pensar como un emprendedor que como un dueño de negocios como se indica a continuación:

Los emprendedores son optimistas, enérgicos, ven las cosas que otras personas no ven y creen que todo el mundo quisiera ser parte de esa idea, son entusiastas, se obligan a realizar una acción de manera inmediata o urgente, nunca dejan de participar en la construcción de relaciones, buscan siempre recursos para implementar apalancamiento para ayudarse a que la idea sea una realidad de una manera más rápida, más barata y mejor! Siempre haciendo más con menos y saben que es mejor hacer algo en vez de nada.

Rezago es una palabra importante para un emprendedor y que debe aprender. Esta se refiere al tiempo en el cual se inicia algo y se obtiene el resultado. Lo más importante es esperar con paciencia para no forzar la situación. Esto es difícil para el emprendedor siempre hambriento de tiempo. La paciencia es muy importante. Esta es la parte más difícil de ser un emprendedor y como regularmente va acompañada de arrogancia afecta la supervivencia de las empresas. El tiempo lo es todo en el mundo para el éxito.

De otro lado, los dueños de negocio asumen los riesgos, los mitigan inmediatamente y piensan que todo saldrá bien. Saben que para que el negocio vaya bien y sobreviva en el largo plazo, hay que centrarse en los beneficios y que en todos y en cada proyecto hay poca ganancia, pero que luego, en un momento determinado, la empresa debe mantenerse por sí misma. Saben que su activo más importante son las personas y crean equipos de campeonato y están invirtiendo continuamente en ellos para así mismo aumentar la rentabilidad de la Compañía y lo más relevante, se concentran en crear sistemas dentro de la Compañía que funcionan y hacen que se repitan una y otra y otra vez generando la sostenibilidad de la empresa y los resultados en menor tiempo.

En Colombia se necesita muy rápidamente aumentar significativamente las personas que piensen y actúen como Dueños de Negocios. Muchos esfuerzos y dinero aparentemente se esta invirtiendo en fortalecer el emprendimiento, sin embargo el emprendedor crea pero difícilmente puede mantener a flote la compañía como si lo hace un Dueño de Negocio, quien además logra dirigir el negocio.

Por lo general, no es claro para la gente lo que significan las palabras emprendedor y dueño de negocio y su diferencia. Este mal entendido hace que miles de millones de pesos y tiempo destinados al emprendimiento prácticamente se vayan a la basura con un mínimo impacto real en la sociedad. Debemos crear líderes Dueños de Negocio en Colombia que mejoren la calidad de vida del país a través de la transformación del mercado empresarial.


* Entrenador de Negocios, COO Sales Partners Colombia
operaciones@salespartnercolombia.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×