| 8/15/2016 12:01:00 AM

Cuando las acciones suben y las utilidades no

Manuel Restrepo

Las acciones de las principales empresas en Estados Unidos no paran de subir. Los principales índices accionarios en EE.UU, el Standard & Poors 500 y el Dow Jones Industrial Average, han logrado los niveles más altos en su historia.

por Manuel Restrepo

Las acciones de las principales empresas en Estados Unidos no paran de subir. Los principales índices accionarios en EE.UU, el Standard & Poors 500 y el Dow Jones Industrial Average, han logrado los niveles más altos en su historia. Sin embargo, las utilidades de las empresas en el país siguen siendo cada vez más decepcionantes.

Recientemente, más de 86% de las empresas en EE.UU reportaron resultados correspondientes al segundo trimestre de 2016. En este periodo hemos observado una caída promedio de -0.47% en ingresos (de acuerdo a los promedios de las 500 empresas del S&P500), y una caída de -4.7% en utilidades, lo cual significa la mayor caída por quinto trimestre consecutivo desde la crisis del 2008.

Del 86% de los resultados reportados de las empresas del S&P500, los sectores de energía y materiales siguen siendo los protagonistas del rezago en el crecimiento a pesar de la recuperación en los precios de las materias primas durante la primera mitad del año. En contraste, el sector de consumo discrecional (el cual contiene empresas como Amazon, Ebay y otras empresas de consumo retail y medios) gracias al buen desempeño del consumo interno en el país.

¿Qué le preocupa a los grandes conglomerados?

Los temas más relevantes comentados en la mayoría de reportes fueron la volatilidad de las divisas, “Brexit” y la desaceleración económica en China.

La volatilidad en las divisas fue la frase más discutida en los ‘conference calls’, lo cual sigue generando efectos negativos sobre las utilidades de las empresas ante la imposibilidad de protegerse en sus ingresos en moneda extranjera.

“Brexit” y el referéndum del Reino Unido también fue citado dada la incertidumbre que genera sobre las proyecciones de utilidades para el tercer y cuarto trimestre del año. Asimismo existe gran preocupación sobre las implicaciones que Brexit pueda tener sobre el comercio entre los países europeos, y por ende posible reducción de volúmenes de ventas en varios productos y servicios de compañías americanas.

La desaceleración económica en China sigue siendo otro factor de preocupación para las compañías americanas, además de las implicaciones que pueda tener en la devaluación del yuan.

Por eso a la hora de seguir comprando acciones en EE.UU, analice que justifica la expectativa de apreciación de su inversión. 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.