Opinión

  • | 2016/06/15 00:01

    Crecimiento económico Colombia: no trague entero

    Como están las cosas por la región, es casi que motivo de orgullo presentar un crecimiento superior al 2%, pero otra cosa es que el Ministerio de Hacienda se aferre a su expectativa de crecimiento del 3%.

COMPARTIR

Hace unos días se publicaron los datos de crecimiento económico para Colombia en el primer trimestre del año; como resultado el PIB presentó una variación del 2.5% con respecto al primer trimestre del año anterior. Aunque no parece mucho es importante considerar que a ese ritmo se puede duplicar el tamaño de una economía en un periodo de 30 años.

Como están las cosas por la región, es casi que motivo de orgullo presentar un crecimiento superior al 2%, pero otra cosa es que el Ministerio de Hacienda se aferre a su expectativa de crecimiento del 3% para todo el 2016. Lo preocupante no es que el ministro se pase de optimista (a la larga es parte de su trabajo), lo que preocupa es que no se tomen las acciones necesarias ya sea para crecer más o para interiorizar en nuestros presupuestos que la economía colombiana crecerá por debajo del 3%, mejor dicho, el ministerio podría ser víctima de la paradoja de Stockdale que en resumidas cuentas nos dice que “tu esfuerzo actual no garantizará tu éxito futuro, pero sin él no serás capaz de alcanzarlo”.

Resulta curioso que se esté pronosticando un crecimiento casi igual al de 2015 (3.1%) cuando nos encontramos en plena época de austeridad fiscal y contracción monetaria; recordemos que en lo corrido del año la JDBR ha incrementado su tasa de intervención en 150 puntos básicos en un intento por frenar la demanda, de hecho, en las últimas minutas de la junta directiva del emisor se cita:

“Diversos indicadores del sector real muestran que, aunque con diferencias sectoriales y regionales, la demanda interna se está desacelerando cumpliendo con los objetivos de la política monetaria”

Lo gracioso es que le ministro participa de esta junta; ya me lo imagino frunciendo el ceño al ver que la junta del emisor redacta unas minutas que contradicen las proyecciones del ministerio que el mismo se encarga de promulgar en cuanto foro económico existe.

Se espera que una fuente importante de crecimiento para este año sea la industria, la golpeada industria que ha sufrido lo indecible gracias a las mini reformas tributarias, sin embargo, es necesario hacer claridad en que gran parte del crecimiento de la industria tiene nombre propio: Reficar. Mejor dicho, de no haber sido por la nueva refinería, el crecimiento de la industria durante el primer trimestre no habría sido 5.26%, sino 2.94%.

Las nuevas fuentes de crecimiento para 2016 son limitadas y poner nuestras esperanzas en Reficar suena muy parecido a aquella época cuando celebrábamos la bonanza minero energética, lo triste es que nuevamente estamos hablando de un sector intensivo en capital pero no en mano de obra. Gracias a Dios, desde 2017 tendremos la construcción de las vías  4G, esperemos que definitivamente la infraestructura y la competitividad sean las responsables del crecimiento y no cualquier cosa que extraigamos de la madre tierra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?