Opinión

  • | 2017/07/11 00:01

    Corea del Norte: escenarios de un conflicto entre potencias

    Continuando con análisis pasados, queremos desarrollar las variables presentes de movimientos internacionales.

COMPARTIR

En la Primera Guerra Mundial, la tensión fue acerca de flotas navales y el control de los océanos. Segunda Guerra Mundial: fuerza aérea y control del espacio aéreo. La Guerra Fría  fue acerca de los satélites y el control del espacio. El actual conflicto bélico internacional gira alrededor de la encriptación, los ciberataques y el control de los efectos en el mundo real de parte del ciberespacio.

 

Imagen satelital. Península de Corea.
Desarrollo Industrial Corea del Norte Vs Corea del Sur.
Análisis Macrowise.

El último escalamiento geopolítico que nos llevó al estado actual fue la Crisis de los Misiles de Cuba.  Y parece irónico, a nivel superficial, que un país supremamente pobre como Corea del Norte sea capaz de amenazar superpotencias como Estados Unidos, Corea del Sur o Japón.
La razón principal de esto no es el poderío del régimen Kim Jong-un sino la posición estratégica como zona “Buffer” donde las grandes potencias del mundo miden sus fuerzas militares y comerciales.

La  península de Corea es un punto de no ceder para China y Rusia. La caída del régimen de Kim y la reunificación de las Coreas sería una gran pérdida geopolítica para ambos países, además de una enorme desestabilización para el grueso de los países asiáticos.
Corea del Sur tendría el liderazgo en dicha unificación y la influencia de Estados Unidos se extendería virtualmente de manera ilimitada sobre el Pacífico.

PIB per cápita de países involucrados en el conflicto de Corea del Norte.

Para los Kim el programa nuclear es una cuestión de supervivencia, ya que el objetivo específico al tener armamento nuclear es no estar a la merced de superpotencias mundiales como sí es el caso en autocracias de Libia, Egipto, Siria y Ucrania.  Sin armas nucleares, Kim Jong-un sufriría el mismo destino de Gadafi, Mubarak y probablemente Assad: un cambio de régimen que conduciría a su muerte y expropiaciones masivas.

Kim Jong-un está comprometido con su programa nuclear. Pero esto no significa que tenga el deseo de atacar a los Estados Unidos, sino dar una señal clara que evite intervención militar.

El cambio de estrategia es que Trump quiere usar el conflicto en Corea del Norte como manera de aumentar su poderío geopolítico a nivel interno en USA, y con ello justificar la doctrina de intervencionismo directo. Es regresar en modalidad a la década de los 1970, con lenguaje mediático contemporáneo. 

Estados Unidos ha respondido hasta ahora enviando 3 portaaviones y 2 submarinos nucleares cerca a la zona del conflicto. También ha instalado sistemas antimisiles en Corea del Sur.  “La era de la paciencia estratégica se acabó” son las frases más repetidas tanto de Trump como de Pence, buscando justificar estas decisiones.

Desde nuestra óptica, la intención de Estados Unidos no es invadir Corea del Norte sino presionar a China a que patrocine un conflicto de cambio de régimen.  A diferencia de Estados Unidos y Rusia, China no ha tenido un proceso ‘reciente’ de expansionismo imperialista (con excepción del Tibet). China trata evitar a toda costa conflictos que gasten innecesariamente sus recursos y que debiliten el capital político del líder a cargo del politburo.

Si Trump interviene directamente en Corea del Norte corre el riesgo de que ese conflicto se le convierta en un nuevo Iraq, y crea un precedente para que China invada Taiwán y Rusia insista de nuevo en Ucrania y países del Báltico. En este dominó, Arabia Saudita buscaría invadir a Qatar y con ello se consolidaría un conflicto de escala mundial en corto tiempo.

Para lograr tener una ventaja táctica sin necesidad de tener el lado negativo de un conflicto a gran escala cada potencia, el desarrollo de esto se  está librando principalmente en una gran guerra silenciosa en el ciberespacio.

Existen muchos posibles escenarios en cuanto al conflicto. En nuestro análisis encontramos un común denominador y es el riesgo de un desastre nuclear tipo Chernobyl en Corea del Norte ya sea por error humano o por ciberataques en las instalaciones de Corea del Norte.
Igualmente debe tomarse en cuenta que esta semana medios como The New York Magazine reportaron interferencias via ciberataques por parte de Rusia a la infraestructura eléctrica en USA.
Es decir, las ciberguerras entre países ya no son teóricas.
Cabe anotar que Corea del Norte es menos vulnerable a un ciberataque porque su infraestructura de internet tiene muy baja penetración, y que tiene fuertes aliados alfabetizados en criptografía.
Por el momento, un ataque masivo a la infraestructura eléctrica, política (votaciones) y financiera de Estados Unidos es el verdadero riesgo para la economía mundial que surgiría de este conflicto.

Finalizamos trayendo al contexto local esta información.

¿Está la infraestructura del Estado Colombiano protegida de un ciberataque a gran escala?, ¿son nuestros ministerios conscientes de las vulnerabilidades informáticas que pueden bloquear en distintos niveles una organización estatal?

Y por otra parte: ¿ha invertido su compañía suficiente en Ciberseguridad?
¿A pesar de una considerada baja probabilidad de ciberataque, ha usted cuantificado cuánto sería la pérdida en su negocio y el de sus socios?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.