Dinero.com Revista Dinero

Gonzalo Gómez Betancourt.

| 10/29/2012 9:00:00 AM

Consolide sus metas con ayuda de una junta independiente

En la columna pasada hice referencia a los mitos que tienen los empresarios familiares con respecto a las juntas directivas conformadas con miembros independientes. 10 beneficios cuando se logra interacción con externos. Opinión de Gonzalo Gómez Betancourt.

por Gonzalo Gómez Betancourt *

Como complemento a ese análisis, en esta oportunidad voy a referirme a los 10 beneficios obtenidos por las familias empresarias cuando se logra la interacción con externos independientes.

1. Experiencia, conocimientos y redes: Los miembros de Junta independientes usualmente aportan experiencias de otros sectores y compañías que pueden ser aprovechados por la firma. Su presencia en la junta permitirá asumir riesgos o nuevos caminos, debido a que ellos, con toda seguridad, conocen bien las etapas y la forma en que se pueden mitigar las dificultades de asumir nuevos retos. Igualmente si estos miembros vienen de empresas familiares conocen cuáles son sus trampas y contribuyen a no caer en ellas. Igualmente tienen relaciones con personas que son su red de contactos, fruto del trabajo y prestigio de muchos años, que pueden constituirse en nuevas y fructíferas relaciones para la empresa.

2. Autodisciplina y responsabilidad: Se tiene evidencia que las empresas familiares que han superado el paso de generaciones, dentro de sus prácticas más importantes, han tenido la autodisciplina de discutir sus proyectos empresariales con terceros para validar ideas. Esta práctica es de alta responsabilidad ya que son las decisiones estratégicas las que pueden llevar la empresa al fracaso, o al éxito y supervivencia, por tanto los externos independientes siempre tenderán con sus comentarios a validar ideas, establecer indicadores de seguimiento para alcanzar lo planteado y definir cursos de acción que puedan recuperar el camino hacia el logro de los objetivos.

3. Caja de resonancia: Es indiscutible que los empresarios han tenido buenas ideas en sus negocios y por eso han llegado donde están, pero también se tienen evidencias que de cada 10 proyectos de negocios al parecer 8 no salen tan bien, es por eso que las juntas con independientes sirven de caja de resonancia al cuestionar, y al poner en evidencia aspectos que no son tan claros en algunos de los negocios planteados.

4. Opiniones objetivas y honestas: Una Junta Directiva bien escogida puede proveer un excelente foro de objetividad, honestidad y opiniones directas. Los miembros de junta son profesionales de una amplia trayectoria que ya hicieron su carrera y tienen un interés genuino en contribuir al mejor desempeño de la empresa, más que el dinero, desean probar sus argumentos con hechos, conocer otros empresarios y aprender de los procesos. Adicionalmente esta situación es la que les permite hablar sin ningún tapujo de los temas familiares que afectan los negocios.

5. Planeación estratégica: Usualmente en las empresas el rol de la dirección es formular la estrategia y mantenerla de manera implícita, sin embargo, cuando se tiene una junta directiva con independientes es usual que el proceso cambie. Ellos buscan participar con el grupo de directivos en al menos algunas reuniones o comités encargados, llenar de rigor el proceso y volverlo explícito, con prospectivas a cinco años y proyecciones mensuales del siguiente año.

6. Evaluación y retroalimentación de los altos directivos: Este tema es en mi criterio de los más importantes. Para ello, se suele crear el Comité de evaluación y remuneración sólo con la presencia de los independientes, con el fin de establecer la compensación a valor de mercado, así como retroalimentar a los altos directivos sobre su desempeño, evaluar sus cualidades y competencias, y establecer planes de acción de mejora. Inclusive si es estrictamente necesario podrán despedir a algún familiar o contratarlo porque al no tener ningún vínculo afectivo, podrán tomar la decisión con cabeza fría. De hecho son ellos los llamados a realizar el proceso de sucesión ejecutiva.

7. Retar y hacer preguntas: Se dice que el 80% de los cometarios de un miembro de junta independiente terminan en una pregunta. Muchos miembros de la familia las encuentran retadoras, provocadoras e incluso en algunas ocasiones las sienten imprudentes, pero usualmente estas preguntas cuestionan el modelo de negocio de una forma en que nadie más lo suele hacer por el respeto existente al fundador.

8. Confidencialidad y consejos empáticos: Suele pasar que después de un tiempo de conocerse, los miembros de junta independientes se convierten en los consejeros de mayor confianza de los fundadores y les suelen consultar muchos temas en casi todos los ámbitos. Esta puede ser una gran ventaja, porque su rol es diferente al de las personas que usualmente son de su confianza, como su abogado o revisor fiscal, pues éstos no dependen económicamente del empresario.

9. Pensamiento creativo y toma de decisiones: Otro aspecto fundamental de un independiente es la ayuda en la toma de decisiones, debido a que suelen tener un gran conocimiento de gobierno corporativo e institucionalizan qué temas deben ser consultados, y en qué órganos de gobierno, además de adecuar una buena estructura organizativa acorde con la estrategia seleccionada y los perfiles necesarios para los cargos. Si los miembros de junta han sido seleccionados a partir de las necesidades a futuro de la empresa, con seguridad, éstos han realizado procesos similares (ej.: internacionalización), en otros negocios, preferiblemente no relacionados con el actual, para evitar conflicto de intereses, lo que suele generar un pensamiento creativo mejor que el expuesto en su momento por la misma familia empresaria, debido a que saben dónde se cometieron los errores en sus propias empresas.

10. Relaciones corporativas muy valiosas: Se ha demostrado con creces que cuando una empresa familiar quiere mejorar en su planeación y en su toma de decisiones, los miembros independientes juegan un rol primordial por tener las mejores relaciones corporativas, ayudan en la búsqueda de empleados, clientes, proveedores, contactos con el gobierno y empresas, así como entidades de apoyo como cámaras de comercios y gremios.

Además de estos diez aspectos relevantes al trabajar con una junta directiva con independientes, hay un par de aspectos que debo mencionar porque contribuyen de manera prudente a convertirnos en empresarios de alto nivel, orgullo del país. El primero es empezar a cambiar las malas prácticas en la “planeación tributaria”, con lo cual vienen mayores manejos de responsabilidad. El segundo es lograr que los empresarios entiendan el concepto de empezar a trabajar de manera sistémica y no puntual.

Por cualquier lado que se mire, y por experiencia propia, doy gracias a estos miembros de junta independientes que ayudan a las familias empresarias a lograr sus metas, incluso aceptando tarifas de compensación, por debajo de las de todo el mercado latinoamericano ¿Qué esperamos para empezar a invitar empresarios a nuestras juntas para que nos ayudemos en la difícil tarea de lograr que la empresa perdure de generación en generación?

Ph.D. gonzalo.gomez@inalde.edu.co
Director del Área Family Business, INALDE Business School, Universidad de La Sabana

                                                               
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×