Opinión

  • | 2017/02/14 00:01

    ¡Sí, o sí! Un estilo de comunicar, prometer y cumplir en la práctica del liderazgo político

    Para el mundo es difícil asimilar que con el nuevo estilo del electo presidente Donald Trump de hacer política en el país más poderoso del mundo se genera un cambio, para lo cual tendremos que adaptarnos y especialmente modificar los estilos de comunicación frente a esta nueva realidad.

COMPARTIR

Hasta para alguien que está alejado de la dinámica y de la política norteamericana tradicionalmente, no pasa desapercibido lo que está ocurriendo en los Estados Unidos, donde pareciera que el nuevo presidente compite día a día por implementar, firmar más y nuevos decretos y órdenes presidenciales; todas ellas en su gran mayoría “cumpliendo con sus promesas de campaña” a una velocidad tan ejecutiva como está ocurriendo.

No todas estas promesas son del agrado de muchos, y menos el estilo como están sucediendo las cosas; lo que es indiscutible es que las está decretando. Quizás su estilo no es el de caerle bien a la gente, sino más bien el de cumplir a sus electores, sembrando el miedo y coraje.

Parte de la prensa vendió una impresión de que había mucho desorden en el proceso de empalme entre el equipo del ex presidente Obama con el equipo del actual presidente Trump,  esto sin ser una razón de peso del por qué Trump demoraría o no en implementar “todas sus promesas”.

Por otra parte la información de diferentes medios que están más compenetrados  con el estilo y el equipo presidencial informan del trabajo conjunto, así como del levantamiento de inventarios y actas de lo que se entrega como de las recomendaciones y decretos u órdenes presidenciales que recomiendan al nuevo equipo presidencial, para ir emitiendo de acuerdo a los planteamientos ya predefinidos en los grupos de trabajo como también en torno a los planes de acción una vez entren los funcionarios del actual mandatario de los Estados Unidos a los puestos claves designados.

Todas estas las medidas ejecutadas y en proceso de ejecución, van muy en contra de las predicciones de los principales analistas políticos que han comentado que lo que el presidente Trump no logre impulsar en los primeros 100 días el sistema no le dejará implementar nada de lo que se proponga después de este período de tiempo.

Le recomendamos leer: Adidas y Puma, la historia de dos hermanos que crearon cada uno su propio imperio

Es claro que hay un ambiente enrarecido y muy irresponsable de parte de algunos miembros de la prensa lo que dejaron de informar de manera imparcial bajo un análisis transparente, para entrar en una confrontación directa, pareciéndose más a una pelea callejera o a lo que ocurre en algunos países en nuestra región. Lo paradójico resulta ser que el presidente Correa no es el único que se queja de la prensa,  por el otro lado en Estados Unidos es imposible implementar la estrategia Chavista  de monopolizar los medios de comunicación de todo un país en un entorno globalizado y minimizados por los sistemas de comunicación a través de  las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, entre otros, con lo cual no es difícil predecir qué mucho de los comunicados de este nuevo gobierno norteamericano vendrán acompañados por estos canales de comunicación.

Sorprende mucho la reacción de los mercados y la bolsa que por el contrario se muestran muy optimistas. Vemos como en los últimos días se están rompiendo records en la bolsa de New York, razón en parte por la cual el mercado está tan arriba y que los niveles de optimismo están en todas las encuestas financieras; la gente en Wall Street tiene grandes expectativas sobre la naturaleza y la profundidad de la próxima reforma tributaria que se está maquinando en estos momentos.

También le puede interesar: Cuestionamientos difíciles sobre la sucesión sobre la sucesión en la empresa familiar

Para el mundo es difícil asimilar que con el nuevo estilo de hacer política del país más poderoso del mundo se genera un cambio, para lo cual tendremos que adaptarnos y especialmente modificando los estilos de comunicación frente a esta realidad.

Donald Trump es un gran negociador y pienso que lo que está haciendo es poner en práctica todos sus atributos en este sentido, asumiendo posiciones de poder en el ajedrez tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Pronto seremos testigos de cómo los políticos tradicionales logran leerlo correctamente para poder sacar provecho en la medida de lo posible de lo que en la toma de decisiones que acontecen en el día a día.

Lea también: El "Efecto Picasso" en la en la sucesión de las familias empresarias

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?