Opinión

  • | 2016/02/17 00:01

    Capitalismo consciente vs capitalismo salvaje

    John Mackey, cofundador y CEO de Whole Foods Market, con más de 410 tiendas y 88.000 miembros del equipo en 3 países catalogada por la revista Fortune entre las "100 mejores compañías para las cuales trabajar" durante 18 años consecutivos y una fortuna de US$14 billones, fue el gran ideólogo del modelo del capitalismo consciente.

COMPARTIR

El capitalismo consciente nació como una reacción a los desmanes del capitalismo salvaje. Su gran promotor, el empresario norteamericano Jhon Makey, partía de la base de que en una empresa no es posible quitarle algo a un partícipe para dárselo al otro, una práctica muy utilizada por grandes compañías del mundo como Walmart,  cuyas ventas millonarias obedecen a un esquema, a mi parecer, perverso en el cual se le da un precio competitivo al cliente con relación al de la competencia, como resultado de explotar a los empleados y apretar económicamente a los proveedores, todo en función de garantizar excelentes ganancias a los accionistas.  

Hoy sigue siendo la empresa más grande del mundo pero tiene demandas de los proveedores, de los empleados de mucha gente. Es un modelo reduccionista en donde ponen a un solo stakeholder como el importante. Cuando se busca la matriz de materialidad de Walmart, aparece el cliente con la mayor prioridad y el impacto para la empresa. Esto es como su  PyG porque para esta compañía lo importante es el ingreso. Al medio ambiente le dan una importancia media. Este es el gran modelo de simplificación de los stakeholders. Que se saca dando productos baratos, sin importar sus repercusiones en el resto de los partícipes.

El modelo de Mackey es un modelo intermedio basado  en el principio de no regalar nada a nadie, sino dar en proporciones justas a todos los partícipes de la organización, brindando al cliente productos saludables y amigables con el medio ambiente, dándole al accionista una ganancia justa al igual que a los proveedores. Para él todos los stakeholders son importantes, generar bienestar para todos fue el principio de este modelo que cada vez gana más adeptos en el mundo y que está basado en la interdependencia, con lo cual el sistema tiende a mejorar y a estar sano en todo el sentido de la palabra.

Estas son las principales diferencias entre los dos sistemas.

1. El capitalismo salvaje está enfocado en el resultado y el capitalismo consciente en el propósito, servir y mejorar lo que ya existe.

2. En el capitalismo salvaje sólo los accionistas ganan, en el capitalismo consciente ganan todos los stakeholders.

3. El capitalismo salvaje vive del corto plazo y está centrado en la bolsa de valores de Wall Street, en el capitalismo consciente lo importante es el beneficio de todos, por tanto piensan en el largo plazo.

4. En el capitalismo salvaje si alguien gana el otro pierde, en el capitalismo consciente todos ganan.

5. El capitalismo salvaje está centrado en el individuo, es un sistema egoísta, el capitalismo consciente está basado en nosotros, es holístico e interdependiente. El dinero es de todos.

6. En el capitalismo salvaje siempre hay conflicto de intereses porque se juzga implacablemente, en el capitalismo consciente se trabaja bajo el principio del mutuo acuerdo para generar armonía.

7. En el capitalismo salvaje se explota al otro. Se explota a los trabajadores, a los proveedores y se ve como una práctica normal, en el capitalismo consciente el objetivo es desarrollar a los demás.

8. En el capitalismo salvaje se consumen todos los recursos, no hay mayor consciencia de cuidar, en el capitalismo consciente hay un desarrollo mutuo en el cual cada cual cumple sus tareas con un fin común.

9. En el capitalismo salvaje no se confía en otro, “El Hombre es un lobo para el hombre”, en el capitalismo consciente se confía en el otro, se parte de la base que el otro va a tratar de hacer siempre lo correcto.

10. En el capitalismo salvaje la cultura organizacional está constantemente relacionada con el disgusto, con la falta de afecto, en el capitalismo consciente, la cultura organizacional se basa en valorar a los empleados y en buscar un ambiente en armonía. .

11. En el capitalismo salvaje siempre se renuncia a algo, no se desarrollan los conocimientos. En el capitalismo consciente se buscan sinergias y desarrollo conjunto. Tiene un gran valor el Copy Left, en el cual se desarrolla el conocimiento a partir de lo que otros han logrado, la gente tiene la intención de mejorar lo que otro construyó.

12. En el capitalismo salvaje existe la filantropía, entendida como la opción de ayudar a otros con carácter gratuito, pero en el inconsciente siempre hay unos que ganan y otros que pierden. En el capitalismo consciente todos ganan y nadie pierde, se desarrollan los proveedores, se ayuda a la comunidad, nunca se regala nada porque parten de la teoría que al regalar se le está restando valor al trabajo. Que quien regala algo sin pedir nada a cambio, no se está desarrollando.

Quiero terminar esta columna con una reflexión: mientras el mundo avanza para que lleguemos a un bienestar común en el que busquemos una opción media entre el capitalismo salvaje y el comunismo, en Colombia el actual gobierno ofrece viviendas gratis, educación gratis, ¿a cambio de qué? Y mientras tanto aprieta con impuestos cada vez más altos a los  empresarios y en general a la clase media trabajadora, para cumplir con su plan social. ¿Es este un modelo justo con todos los partícipes?

Lea también: De la responsabilidad social empresarial al capitalismo consciente

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?