Opinión

  • | 2016/08/07 14:49

    Cómo saber si ya no se encaja en la empresa

    Hay jefes que no confrontan así que para evitar el auto engaño es mejor leer las señales que nos envía el ambiente. Resumo algunas.

COMPARTIR

Dentro de las organizaciones siempre hay alguien que le hace saber a los empleados que no van caminando bien, que deben corregir su manera de andar o que no están haciendo mucho empalme con la empresa y el equipo. A veces es complicado hacer entender esto a las personas y por supuesto la mejor manera es a través de métricas concretas.

Cuando somos líderes debemos hablar clara y oportunamente a nuestro equipo para entender si hay arreglo o si definitivamente no funciona. Pero qué pasa si los líderes son los implicados en este proceso de no encajar, cómo podría un líder notar que algo está pasando. Hay jefes que no confrontan así que para evitar el auto engaño es mejor leer las señales que nos envía el ambiente. Resumo algunas que los años de experiencia en variadas organizaciones me han mostrado.

  1.  Todo el mundo tiene jefe. Hasta los CEO tienen que reportar a alguien. Asi que lo primero es saber leer las señales que el jefe directo manda. Ver bien el nivel de confianza que se tiene es vital, por ejemplo, si empieza a preguntarle más a los colegas sobre trabajo bajo su responsabilidad hay que entender que algo falla. En estos casos lo mejor es preguntar de manera directa qué está pasando, aceptar la retroalimentación y dejar en el cajón el lado emocional. Ojalá llevar ejemplos concretos, datos y hechos ayudan a ponerle frente a estas situaciones.
  2. Leer entre líneas. Hay que saber leer el entorno. No hacer negación. Si sus colegas ya no le cuentan todo, si sus subordinados no opinan mucho e incluso si ya no lo tienen muy en cuenta para la toma de decisiones cuando antes lo hacían, es que algo está pasando. Los humanos somos expertos haciendo negación de los hechos que queremos ignorar. Si vemos que algo paso (sin ser paranoicos) pongámonos alerta y preguntemos de manera directa qué es lo que no estamos viendo.
  3. Encontrar excusas. El buen líder es autocritico y exigente. Entiende que no puede culpar de la falta de resultados a otro. Cuando se siente que esto ocurre definitivamente algo anda mal. El concepto de responsabilidad y alcance deben ser muy claros en la jerga de un buen ejecutivo. Entonces no debe buscarse siempre la culpa en el otro, y si es así mejor empezar a hacer una buena auto reflexión de lo que está ocurriendo para corregir el error antes de que el jefe decida corregirlo por su cuenta.
  4. Entendiendo el ciclo. Alguna vez escuche el concepto de que las cosas son eternas hasta que duran. No hay que resentirse con los ciclos, la vida tiene ciclos y hay que dejarlos fluir. Tal vez si un líder lleva mucho tiempo en una misma posición o empresa es momento de irse, dejar que pase y tomarlo con inteligencia.

Creo que en la vida y los negocios lo más importante es saber observar y decidir. Un buen líder toma decisiones a tiempo para no ser nocivo a su equipo ni a su ambiente. No todas las compañías y proyectos son para todo el mundo. Hay perfiles, valores, entornos, culturas que posibilitan que encajemos en una empresa o en un equipo determinado. Es muy importante por tanto entender bien las señales y comprender a tiempo quien es el que no luce bien en la foto. Las Organizaciones no deben adaptarse a un solo individuo. Asi que la pregunta hoy esta clara, soy yo el que no encaja.

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?