Opinión

  • | 2016/07/19 00:01

    Cómo permanecer creativo en una compañía rígida sin morir en el intento

    El que se trabaje para una compañía rígida, donde se da poco espacio a las nuevas ideas, no debe ser una excusa para olvidarse de la propia creatividad.

COMPARTIR

La creatividad una habilidad altamente demandada en el mudo laboral. Sin embargo, esta escasea, no por falta de talento, pue es una habilidad innata, sino porque hemos olvidado cómo ser creativos, y por tanto, no nos creemos aptos para aportar nuevas ideas. Por otro lado, tenemos la falsa creencia de que para poder ser creativos, tenemos que tener una sala llena de colores o juguetes, trabajar al aire libre y esperar a que la musa nos encuentre. Sin embargo, si bien los elementos anteriores facilitan el proceso creativo, estos no son un requerimiento para poder pensar fuera de la caja.

El reto que se tiene frente a esta habilidad es muy grande, pues entre más grande sea la compañía para la que se trabaja, más se requiere de nuevas formas de pensar y de maneras de reinventarse en el mercado. Sin embargo, el clima organizacional muchas veces puede no ser un lugar fructífero para las ideas, pues cuando trabajamos en un ambiente en el que tenemos poca autonomía, en donde cada minuto de nuestro tiempo está agendado y en donde reina la burocracia es por supuesto mucho más difícil encontrar el espacio para desplegar la creatividad; la buena noticia es que no es imposible.  Para vencer esta tarea titánica, a continuación presento algunos consejos para ser creativo en el trabajo sin morir en el intento:

1. Busque algo que lo apasione y practíquelo tantas veces como pueda.

No todos podemos trabajar en espacios creativos en donde las ideas son aceptadas y donde la libertad es la norma, pero sí podemos buscar algo que nos motive profundamente y practicarlo constantemente, así sea solo en la vida personal. E. Paul Torrance, investigador del desarrollo de la habilidad creativa en los niños, solía decir: “No tengas miedo de enamorarte de algo y perseguirlo con intensidad”. Busque nuevos hobbies, viaje si es posible y trate de compartir con personas diferentes todos los días, esto le brindará buenas dosis de energía para sobrevivir en su trabajo. Por otro lado, si usted tiene personas a su cargo, tenga esto muy en cuenta, pues los grandes creativos no se motivan con dinero, sino con oportunidades para vivir su propósito.

Lea también: La incoherente forma de innovar

2. Conéctese con personas que piensen parecido a usted

Si usted está en proceso de desarrollar su creatividad, procure pasar más tiempo con otros creativos. El reto está en que el cargo no describe la habilidad, por eso puede no ser tan fácil encontrarlos. Sea empático y esté alerta para identificarlos y compartir con ellos. Recuerde que al que anda entre la miel algo se le pega.

3. Involúcrese en proyectos que reten sus habilidades

Los desafios son una excelente forma de ejercitar la creatividad. Por eso, cuando se presente la oportunidad, sálgase de su zona de confort y comience a trabajar en algo que lo haga sentir un poco incómodo. Retarse es importante pues cuando vivimos en medio de la rutina se produce adormecimiento, pero cuando el trabajo nos desafía comenzamos a buscar nuevas formas de solucionar el reto que se presenta. Solo tenga cuidado de no retarse en exceso, pues si el desafio excede su capacidad en gran medida, no se manifestará la creatividad sino una gran frustración.

Lea también: La tecnología no es sinónimo de innovación educativa

4. Cuestione a los demás

El hacer uso de preguntas es una fuente importante en la creatividad. Cada vez que se le presente un reto o problema, plantéelo a modo de pregunta poderosa; es decir, busque cómo hacerlo. No es lo mismo decir, “no tenemos dinero” a decir “¿Cómo conseguir los recursos?” Cuestionarnos por buscar el cómo, activa la creatividad y nos hace pensar en soluciones.

Finalmente conéctese con su niño interior; piérdale el miedo a imaginar escenarios posibles, a cometer errores y a explotar su curiosidad, pues como dice Ursula K Leguin, “un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido”.

Lea también: Calidad vs. innovación: ¿Mutuamente excluyentes?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?