Opinión

  • | 2016/08/08 00:02

    ¿Cómo nacen hoy las burbujas financieras?

    “No es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés", Adam Smith.

COMPARTIR

Nuestros mercados financieros y los de todos los países están muy lejos de representar la mano invisible del imaginario del filósofo y pionero de la política económica Adam Smith. En realidad están intervenidos por las manos visibles de los bancos centrales, gobiernos, fondos soberanos y grandes inversionistas, que son las verdaderas fuerzas detrás de los movimientos de los precios. 

El gran riesgo de este asignación del capital son la formación de burbujas financieras.

 Uno de los pilares más importantes del capitalismo es que la asignación más eficiente de los recursos de una economía se logra por la interación fluctuante de la fuerzas de la oferta y la demanda. De estas manera, los precios son la señal de coordinación entre consumidores, productores e inversionistas.

Actualmente, los bancos centrales han decidido manipular el precio más importante de la economía que son las tasas de interés, llevándolas a mínimos históricos con el fin de estimular la economía.

Sin embargo, las consecuencias han sido totalmente opuestas; tasas de interés más bajas, más ahorro, bancos que no otorgan crédito y crecimiento económico anémico en el mundo industrialmente desarrollado. 

 La burbuja en los bonos del gobierno

 

Gráfica 1


Con tasas de interés en niveles mínimos se reducen los márgenes de los bancos. Cuando los márgenes se reduce también caen el precio de sus acciones. Así, se ven obligados a disminuir la cantidad de crédito en la economía.  Menos crédito significa menos crecimiento económico y menos crecimiento significa tasas de interés de largo plazo más bajas. Este ciclo de auto refuerzo conduce a una economía en recesión.

La búsqueda por altos retornos es cada vez más complicada. La gráfica 1 muestra los rendimientos seguros (yields) de diferentes clases de activos.  Y así se entiende que los inversionistas vean con alta probabilidad un escenario de recesión y son conservadores en sus decisiones: prefieren invertir sus recursos en Bonos del Tesoro de USA en duraciones entre 10  y 20 años.

 

Gráfica 2

 

Por otro lado, inversionistas que ven el mismo escenario de bajo crecimiento pero con más apetito por riesgo van a preferir el invertir en bonos de compañías de mercado emergentes y Bonos de Alto Rendimiento (High Yield Bonds) en busca de mayores réditos, asumiendo los riesgos de liquidez que esto implica.

¿Qué podría romper este ciclo?... sí, la inflación

 La mayoría de analistas asumen que existe muy baja probabilidad de tener inflación tanto en Europa como en Estados Unidos. En Macrowise pensamos que el actual rebote del petróleo se está traduciendo en presiones inflacionarias tanto en Estados Unidos como en Europa. El análisis reciente de todo esto se puede ver en nuestro último artículo, en el que recapitulamos las distintas aristas del proceso económico del petróleo. 

La inflación no parecería un gran problema porque es precisamente lo que los bancos centrales han estados buscando desde el 2008. Sin embargo, más inflación implica una alta probabilidad de una subida de tasas y de que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y Alemania cayeran (con lo cual subirían las tasas). Un escenario parecido a la caída de los bonos en el 2013 sería el resultado.

Los inversionistas que invirtieron en bonos de mercados emergentes y de alto rendimiento en Estados Unidos se enfrentarían a un gran riesgo de liquidez.

 Ante un escenario inflacionario la mayoría de inversionistas globales se ven obligados a rebalancear sus portafolios de renta fija a renta variable. De esta manera van a buscar altos rendimientos en las acciones de corporaciones de tecnología de la información de punta como Facebook, Apple, Netflix, Amazon, así como en compañías de biotecnología y similares.

En nuestro análisis creemos que la siguiente burbuja se va formar en compañías de tecnología en Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?