Opinión

  • | 2016/03/08 00:01

    ¿Cómo ganar el compromiso de los integrantes de un equipo a través de la confianza?

    La confianza es uno de los elementos fundamentales para desarrollar el compromiso de un equipo cuando se construyen objetivos empresariales en pro de los resultados de la organización.

COMPARTIR

“Al ir al trabajo, su responsabilidad principal debería ser construir confianza”- Robert Eckert

Cuando hablamos sobre la construcción de confianza para generar el compromiso de los miembros de un equipo hay tres aspectos claves que debemos tener en cuenta:

  1. El primer elemento clave para el desarrollo de la confianza es que el líder conozca a cada integrante del equipo en el ámbito personal, actividades sencillas como sentarse a desayunar, almorzar, tomarse un café, conversar de temas que son de interés, con preguntas orientadas hacia: ¿Cómo está compuesta su familia? ¿Qué le gusta hacer a sus hijos?, ¿Cómo disfrutan un fin de semana?, ¿Cuáles son sus hobbies?, ¿Qué hace en el tiempo libre? Realizar estas actividades empieza a dar sentido, intención y seguridad a la relación que se establece entre el líder y cada persona del equipo y hace más fácil que se genere un vínculo de cercanía que aumenta la confianza, porque se ve el interés por la persona. Una vez el ámbito personal está dominado podemos pasar a la parte grupal. 
  1. El segundo elemento, es desarrollar la confianza grupal, empezar a indagar como equipo: ¿Cuáles son las responsabilidades de cada uno?, ¿A dónde quieren llegar en equipo?, ¿Qué  barreras identifican para el logro de los objetivos?, ¿Cuál es el entregable? Una vez  se genera una visión compartida de los integrantes alrededor de estas preguntas, el líder puede hacer la invitación a que en las respuestas anteriores determinen: ¿Cómo yo los puedo apoyar?, ¿Qué pueden necesitar de mí para lograr el objetivo en términos de gente, coaching, tiempo y dinero? Así entonces la fijación de objetivos pasa de ser una puesta de tareas del líder, a una construcción de objetivos conjunta que genera un compromiso mayor, ya que cuando los integrantes observan qué tan alineados están con todo lo que quieren hacer, el compromiso es total y se da en las dos vías. Una vez los objetivos se encuentran establecidos y alineados pasamos al seguimiento. 
  1. El tercer elemento, es realizar seguimiento a todo lo acordado, el líder debe poner una regla mensual o trimestral para que quede claro y con criterios cada objetivo que se revisa, sacar el tiempo para hacerlo y fijar una agenda, pero no se trata de micro-management, donde se revisa hasta la más mínima actividad, se trata de incrementar la confianza a través del empoderamiento de cada integrante tanto en su mejoramiento individual y luego en equipo, generando un compromiso ya que las personas sienten el interés del líder en el progreso como personas y del grupo logrando con esto que el compromiso aumente. 

Lo que he venido observando a lo largo de mi práctica profesional, es que cuando los líderes combinan actividades informales y formales se genera la confianza de los miembros de un equipo y aumenta el compromiso a la hora de construir objetivos individuales y grupales en una organización.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?