Opinión

  • | 2012/08/27 11:00

    Comercio y políticas públicas: impactos y retos

    El pasado 16 de julio fue lanzado en Ginebra (Suiza) el informe “Comercio y políticas públicas. Análisis de las medidas no arancelarias (MNA) en el siglo XXI”. El informe anual de la OMC se concentró este año en el análisis y tipologías de MNA. Opinión de Maria Alejandra Calle.

COMPARTIR

De acuerdo con lo expresado por el Director General Pascal Lamy, las MNA han adquirido mayor importancia toda vez que los aranceles han disminuido gracias a las negociaciones multilaterales o a las concesiones unilaterales de los miembros de la OMC. A la fecha, una gran variedad de MNA se encuentra basada en consideraciones de políticas públicas y en intervenciones regulatorias cuyo objetivo es corregir fallas de mercado. Dicha actividad gubernamental repercute en los flujos de comercio y de inversiones, especialmente cuando las relaciones económicas internacionales y la globalización intensifican la interdependencia entre las naciones (Lamy, 2012).

El informe enfatiza que las motivaciones de los Estados son variadas y cambiantes; destacándose especialmente objetivos de protección al consumidor, medidas sanitarias y fitosanitarias, al igual que la protección ambiental. Sin embargo, más allá de los objetivos legítimos sobre los cuales puede basarse la medida, las mayores preocupaciones estriban en su diseño e implementación. De allí que las MNA deban enmarcarse en el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC), el Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF), el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (AGCS). El reporte analiza los posibles impactos de las MNA para el comercio de bienes y de servicios, realizando un rastreo de una enorme variedad de fuentes de información en MNA, evaluando sus fortalezas y debilidades.

De acuerdo con Patrick Low (Economista Jefe de la OMC), los Estados utilizan las MNA en aras de perseguir objetivos propios de políticas publicas que no pueden ser dejados al mercado, de allí que existan ciertas áreas que demanden la intervención gubernamental. Uno de los grandes retos del sistema multilateral del comercio radica precisamente en la compatibilidad de esta clase de medidas con los principios de la OMC, toda vez que las MNA pueden ser empleadas con fines proteccionistas. (Low, 2012). De acuerdo a lo indicado por Mark Hall (International Institute for Sustainable Development) si bien uso de MNA con prioridades medioambientales (enmarcadas en políticas publicas) puede entrañar conflictos con las reglas de la OMC, es posible encontrar un ‘punto común’ por medio del cual, la protección medio ambiente y comercio puedan encauzarse por una vía compatible con el marco jurídico de la OMC (Hall, 2012). Por otro lado, según Lamy, una lectura de las MNA basadas en consideraciones de políticas publicas indica que nos movemos de un escenario de protección a uno de precaución (Lamy, 2012).

Uno de los aspectos resaltados por Lamy es el relacionado con las divergencias nacionales y regionales en materia de MNA. Lo anterior comprende aquellas preferencias y objetivos sociales que se anteponen al comercio y cuyos efectos son aun difíciles de cuantificar. Dicho ámbito constituye un enorme reto quizá allende a los esfuerzos de armonización regulatoria y de reconocimiento mutuo. El informe describe como varios de los retos trazados por las MNA han sido canalizados por medio del sistema de solución de diferencias de la OMC, al igual que de las negociaciones multilaterales.

El gran valor de este informe radica entre otros, en su mirada retrospectiva de las MNA, su evolución y contexto de cara al siglo XX. Lo anterior implica un análisis de las motivaciones detrás de las MNA (incluyendo las medidas regulatorias que afectan el comercio de servicios), su relación el diseño de políticas publicas, la implementación de la política comercial internacional, además de las oportunidades para el intercambio comercial entre países. De igual manera, el reporte presenta distintos estudios de caso relacionados con diferentes contextos en los cuales se originan gran variedad de MNA: la reciente crisis financiera, cambio climático y seguridad alimentaria, evaluando de paso sus posibles impactos en el comercio internacional. El análisis sobre las MNA también expone los beneficios de la cooperación internacional en su diseño, la importancia de la armonización legislativa y el reconocimiento mutuo en materia de estándares.

Algunos de los datos presentados indican que el uso de MNA enmarcadas en los acuerdos OTC/MSF ha incrementado desde mediados de los noventa (lo anterior incluyendo disputas comerciales). Según la información obtenida sobre MNA en treinta de los países miembros de la OMC, Japón y la Unión Europea presentan mayor incidencia de medidas OTC/MSF. (OMC, 2012). Según el informe, encuestas conducidas por el Centro de Comercio Internacional en once países en desarrollo, sugieren que las MNA enmarcadas en los acuerdos OTC/MSF continúan representando el mayor obstáculo para sus exportadores.

Alrededor del 94% de las medidas sanitarias y fitosanitarias afectan directamente el sector agrícola, mientras el 29% de las medidas relacionadas con obstáculos técnicos igualmente tienen incidencia en dicho sector. Indica el informe que en términos generales, las medidas OTC/MSF tienen impactos generalmente positivos para los sectores tecnológicamente avanzados, no así tratándose de productos frescos y procesados (OMC, 2012). Por otro lado, se destaca la limitada existencia de evidencia empírica que mida el impacto comercial de las regulaciones que afectan los servicios (OMC, 2012). De igual forma se enfatiza que en la cadena global de distribución los productos semi-procesados transitan a través de las fronteras en varias ocasiones, lo cual dificulta enormemente la medición de los impactos comerciales de las MNA en bienes y servicios.

El informe de la OMC indica que en varias ocasiones los países recurren a MNA con el fin de alcanzar objetivos medioambientales, de salubridad, seguridad y de protección al consumidor. Objetivos a toda vista legítimos pero que en veces la medida encausa de manera ineficiente. De allí la importancia de la cooperación para un proceso transparente de diseño e implementación de las MNA. Especialmente para evadir un trato discriminatorio o más restrictivo de lo necesario. Adicionalmente, el informe sostiene que la naturaleza cambiante del comercio internacional y el creciente uso de estándares privados, representa igualmente un reto para la integración institucional (OMC, 2012). Lo anterior considerando el creciente uso de estándares privados por parte de las empresas con el fin de atender las demandas de las cadenas de distribución y sus implicaciones en materia de acceso a mercados. Sin embargo, la responsabilidad de los gobiernos respecto de estándares privados y el rol de la OMC aun no es claro (OMC, 2012).

Para un mayor detalle sobre las fuentes de información en materia de MNA y medidas en servicios, sus impactos comerciales y su regulación al interior de acuerdos comerciales mirar el siguiente enlace (el informe de 252 paginas actualmente sólo se encuentra en inglés)
http://www.wto.org/english/res_e/publications_e/wtr12_e.htm


* Profesora de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit                                                            
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?