Opinión

  • | 2015/07/05 05:00

    ¡Lo que una persona logró, otra lo puede lograr!

    "Todo éxito de una persona tiene una estrategia y como tal puede ser utilizada".

COMPARTIR

Esta creencia se basa en la siguiente premisa: del 100% del éxito de una persona, el 80% es mental y el 20% restante es mecánico.



Seguramente en alguna oportunidad probó una receta que fue de todo su gusto en una reunión familiar y quizá le habría preguntado a quien la hizo cuál era la fórmula y esta persona escribió en una hoja: comprar estos ingredientes y seguido de esto escribió cuál era el paso a paso de cómo prepararla. Posterior a esto, usted siguió de manera precisa cada una de las instrucciones y al final el resultado obtenido, como pasa en muchas ocasiones, no fue el mismo y usó alguna afirmación como: “yo seguí lo que usted me dijo pero la verdad no me quedo igual”. ¿Que sucedió?

Todo éxito de una persona independiente de cuál sea su profesión es el resultado de una estrategia y esta puede ser extraída, utilizada  e incluso mejorada de tal forma que usted pueda inclusive obtener un resultado superior.

Desde este principio surge una de las claves del éxito, la cual se resume en lo trascendental que resulta rodearse de las personas correctas ya que copiamos los estándares de las personas que nos rodean.

Las estrategias se clasifican de dos formas:

a.    Las estrategias mentales
b.    Las estrategias mecánicas

Como lo puede ver en el gráfico, las primeras inciden en un 80% en el resultado final mientras que las estrategias mecánicas, aunque son también importantes solo impactan en un 20%. Volviendo al ejemplo de la receta culinaria lo que sucedió realmente es que siguió solamente el paso a paso de la receta sin tener presente lo que voy a relacionar a continuación:

Ampliando el concepto del ejercicio de la cocina, toda persona que ha alcanzado la excelencia en algún área de su vida y por ende ha logrado resultados extraordinarios, ha seguido con precisión una Estrategia Mental.

1.    ESTRATEGIA MENTAL DE LOS MEJORES

A.    Definen con precisión el desenlace final en términos de lo que quisieran ver, escuchar y sentir cuando logren la Meta:

IMÁGENES + SONIDOS + SENSACIONES

IMÁGENES:

Tanto como el que tiene éxito siendo chef, como el que lo tiene en el campo de los deportes o en los negocios, siempre cada uno de ellos tiene absoluta claridad de sus metas y construyen una imagen clara, nítida y amplia en su cerebro de cuál es su objetivo. El chef  construye una imagen del desenlace final que en este caso sería el plato servido perfectamente, el deportista del balón entrando en la cancha o llegando a la meta y el negociador cerrando su negocio viendo el gesto de aprobación del cliente. Recuerdo que en uno de mis entrenamientos en la Florida EEUU, nos contaban cómo uno de los mejores billaristas construía en su cerebro una imagen compuesta por una serie de líneas por las cuales debería ir la bola para llegar al objetivo final.

SONIDOS:

Mientras construyen las imágenes en su mente, las acompañan de un dialogo interior con palabras y frases de poder  “soy el mejor”, “lo voy a lograr”  o en algunos casos particulares los sonidos que acompañan el desenlace final. En otros casos usan una estrategia que consiste en escuchar cuáles palabras o frases les dirían las personas que aman al momento de lograr el objetivo; en el caso del chef sería algo como: “le quedo espectacular el plato” o una simple frase pero de gran impacto de un hijo que le dice: ”papá lo lograste, estoy muy orgulloso de ti”.

SENSACIONES:

Y todo lo anterior los lleva a tener la sensación de absoluta certeza y seguridad. Esa sensación interna que les da el poder de tomar la decisión y emprender la acción (estrategias mecánicas) que los lleve a obtener sus resultados.

2.    ESTRATEGIA MECANICA: 

Lea también: Acción Masiva
.

El segundo paso consiste en pasar a la acción, ya que de lo contrario seguirán siendo deseos.

Este punto hace referencia a que si sigue la Estrategia Mental, tendrá un impulso desde su interior que le ayudará a emprender la acción para lograr sus resultados, ya que desde el punto de vista neurológico no existe casi ninguna diferencia entre pensar y hacer razón, por la cual si define con precisión  sus metas (estrategia mental), su sistema nervioso el cual controla su comportamiento lo impulsará a ejecutar la estrategia adecuada.

Lo invito a que busque a alguien que haya logrado un objetivo que siempre ha querido alcanzar y extraiga su estrategia poniendo en práctica cada uno de los conceptos aquí relacionados y podrá aprender una de las técnicas de mayor impacto para lograr resultados. Recuerde algo: El éxito deja huellas.

Próxima creencia: Sus decisiones forman sus resultados
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?