Opinión

  • | 2015/06/22 05:00

    ¿Por qué septiembre?

    Para anticipar las decisiones de política monetaria hay que examinar los datos del mercado.

COMPARTIR

Luego de varios años de política de  tasas de interés cercanas a cero, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC su sigla en inglés) finalmente está cerca de aumentar las tasas. Hasta ahora, el comité estaba restringido por un calendario autoimpuesto, ahora se rige principalmente por los datos. Sin embargo, FOMC elevará las tasas probablemente en septiembre.
 
La realidad es que es poco probable que el comité sorprenda antes de eso y suba las tasas. Sin embargo, en su última reunión sentó las bases para, en función de la próxima ronda de datos, iniciar el ciclo de ajuste en septiembre. En las anteriores reuniones del FOMC, los funcionarios de la FED hicieron claras sus intenciones, destacando igual que están condicionadas por los datos.
 
Para empezar, la Reserva Federal tiene un doble mandato: el máximo empleo y la estabilidad de los precios (que se traduce en un 2% de inflación). Tratando de lograr ambos objetivos, la FED está cerca del primero, pero lejos del segundo. De hecho, sólo ahora, varios años después de la crisis financiera, el mercado laboral de Estados Unidos finalmente está sanando y aproximándose al pleno empleo. Sin embargo, la inflación en el 1,2% es demasiado baja, demasiado lejos del mandato de la FED para provocar una subida interés en este momento.
 
Por lo tanto, para finalmente actuar, el FOMC tiene que estar seguro de que la inflación se moverá hasta el 2%. Es un obstáculo bajo; ya que no necesitan la inflación en el 2%, sólo un pronóstico de que la inflación estará en el 2%. Como la inflación y el desempleo están altamente vinculados, lo que le dará confianza en cuanto a la inflación al comité es una mejora adicional en los datos de empleo.
 
Así que, ¿por qué septiembre? Creemos que sólo ahí los datos del mercado de trabajo serán lo suficientemente fuertes para que la FED actúe.  
 
Mientras que la inflación sigue por debajo del objetivo, el comité está "un poco menos preocupado" por que siga así. De hecho, con las expectativas de inflación estables, el reciente avance en el mercado de trabajo es probable que asegure una decisión en septiembre. 
 
Al final del día, en lo que se concentran los funcionarios de la FED es en los datos de empleo. Si el mercado laboral evoluciona a como el Comité espera, las tasas tienen una chance cada vez mayor de cambiar en septiembre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?