Opinión

  • | 2017/03/15 00:01

    Colombia ¿Repunta o repite?

    Si bien el gobierno ha anunciado con bombos y platillos el lanzamiento de su nuevo plan “Colombia Repunta”, este parece ser la compilación de diferentes medidas en un solo paquete con muy poco nuevo para ofrecer.

COMPARTIR

Buscando dar un impulso al crecimiento económico el gobierno lanzó el mes pasado su nuevo plan “Colombia Repunta”. ¿Es este plan la solución y está atacando los problemas reales que están haciendo vulnerable a la economía? Antes de empezar a responder esa pregunta, vale la pena aclarar que en general el crecimiento económico se mide como la variación porcentual de su principal indicador, el Producto Interno Bruto (PIB) ya que está compuesto por todos los bienes y servicios producidos en el país durante un periodo de tiempo determinado (En Colombia, esta medición se hace trimestralmente). De tal manera que no hay que olvidar que cualquier intento de mejorar el crecimiento económico debe, por lógica, generar un aumento en el crecimiento de dicho indicador. Para aclarar un poco más, la variación porcentual de este indicador es lo que nos da la tasa de crecimiento, por ejemplo, la comparación de todo el PIB de 2016 contra el de 2015 fue de 2.0% por tanto se dice que la economía creció en el 2016 un 2.0%.

Parte del trabajo de gobierno consiste en desarrollar estrategias que permitan mejorar de forma sostenible ese nivel de crecimiento, es decir, no es cuestión de crecer mucho un año y luego caer estrepitosamente al siguiente, sino lograr tener una senda creciente y relativamente estable. Así, estas estrategias se condensan en planes específicos presentados cada cierto tiempo y son presentadas por el gobierno, tal es el caso del plan “Colombia Repunta”.

También le puede interesar: Estos son los riesgos más preocupantes de la economía colombiana en 2017

Colombia Repunta

El gobierno manifestó en su plan “Colombia Repunta” que su objetivo es crear 765.000 empleos y “contribuir con 1.3 puntos porcentuales al crecimiento de la economía en 2017”. En la siguiente tabla con datos presentados por el Ministro de Hacienda se puede ver el resumen de lo que este plan se propone lograr. Tomado de la presentación del Ministerio de Hancienda

Fuente: Ministerio de Hacienda

Las medidas de estímulo para el sector privado vienen dadas en la forma de reducción sobre el impuesto a las utilidades, deducción del IVA para los bienes de capital (bienes utilizados para producir otros bienes), tarifa unificada de 20% y sin pago de parafiscales para zonas francas, beneficios tributarios para hotelería, turismo y generación de energía con fuentes renovables, adicionalmente, reembolsos tributarios para nuevas inversiones en hidrocarburos y minería.

Todos estos estímulos tributarios ya hacían parte de la reforma del 2016, por lo que no es una nueva herramienta para incentivar el sector privado. El beneficio especial al sector minero, continuará generando un incentivo a la explotación petrolera lo que, si bien puede tener un efecto positivo en el crecimiento a corto plazo, en el largo plazo aumentará la concentración de esfuerzos productivos en ese sector, agudizando nuestra exposición a las variaciones del precio internacional del petróleo.

Le sugerimos leer: Minería y petróleo motivan desaceleración de la inversión extranjera

Una de las cartas claves de este gobierno ha sido la inversión en infraestructura y este plan no ha sido la excepción, trayendo consigo un aumento de 3.4 billones de pesos en la implementación de las autopistas de cuarta generación 4G. Vale la pena aclarar que este tipo de inversión sea hace a través del esquema público privado por lo que no afectaría el nivel del gasto público.

         Fuente: Ministerio de Hacienda

¿Algo nuevo?

En términos de nuevos elementos de este plan están la eliminación de aranceles a más de 3.400 materias primas y bienes de capital no producidos en el país, la implementación de la Ley Zidres para el desarrollo agropecuario y la inversión de 1.3 millones en vías terciarias. Si bien estas medidas son interesantes, tomaran tiempo en afectar sus diversos sectores.

¿Qué es la ley Zidres? Es la ley 1776 de enero de 2016 que busca aumentar la disponibilidad de tierra para desarrollos agroindustriales con estímulos especiales en unos territorios determinados llamados Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres). Tristemente esta ley es lo nuevo porque a pesar de haberse sancionado a principios del año anterior se ha enfrentado a demandas en la corte constitucional lo que ha entorpecido su puesta en marcha.

No me malentiendan, en términos de compilar todos los esfuerzos del gobierno bajo un solo techo, en este caso “Colombia Repunta” lo logra y permite dar un norte claro de lo que se espera. Pero, parte de lo que se basa este plan es en un aumento en las regalías que pasarían de 6.8 billones en 2016 a 12 billones en 2017, haciéndonos aún más dependientes de ingresos petroleros, solo recuerden que parte de la razón de ser de la última reforma tributaria fue cubrir la reducción de ingresos del estado por las caídas en los precios del crudo.

Creo que es absolutamente vital ver a través de todo el discurso que esto no es más que una compilación que repite las políticas que el gobierno ya viene implementando y no está mostrando un cambio real de las dinámicas de gasto e inversión de los dos últimos años, donde los reyes son el sector minero (léase petróleo) y la infraestructura, así que si ustedes como yo, esperaban un cambio radical de enfoque por parte del gobierno creo que seguiremos esperando y mientras el gobierno sigue repitiendo.

Lea también: La Colombia posconflicto busca inversiones de las empresas chinas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.