Opinión

  • | 2016/02/17 00:01

    ¿Colombia necesita mayor inversión en infraestructura TI?

    Aunque es un tema conocido, la reflexión no es menor, y el mismo presidente Juan Manuel Santos lo retomó hace pocos días en su paso por Washington, señalando que Colombia necesita una mejora en los estándares de conectividad para aumentar la competitividad económica nacional en el largo plazo, sobre todo de cara a los mercados internacionales.

COMPARTIR

Hay esfuerzos importantes en este camino. Se han realizado implementaciones e instalaciones de cables submarinos para fortalecer la conectividad, infraestructura para zonas rurales, un ecosistema nacional con más de 12 millones de conexiones de banda ancha, más de 7 millones de suscripciones de banda ancha móvil y cerca de 6 millones de conexiones de alta velocidad, donaciones, alianzas e iniciativas que, entre otros, han fortalecido al sector. Sin embargo, es necesario acelerar el paso para garantizar resultados de punta, en especial si uno se compara con potencias del tema, que pasaron por donde vamos años atrás.

Varios expertos abordaron este tema recientemente en Latin America Advisor, recogiendo las palabras del presidente colombiano y analizándolas desde diferentes perspectivas de consultores internacionales, quienes plantean no solo la necesidad de un respaldo político para lograr facilitar la destinación de recursos y adelantar las gestiones para el desarrollo de una mejor infraestructura con el objetivo de cerrar la brecha digital que existe actualmente; sino que también plantean la importancia de alinear las mejoras en infraestructura con modelos de negocio eficientes que permitan capitalizar las mejoras técnicas; e incluso tener una visión a futuro que más allá de la conectividad incluya planes de mejora para impulsar y agilizar servicios tanto públicos como privados.

Como participante de esta industria veo que hay desafíos importantes en la implementación, pero están claros el interés y la voluntad de resolverlos. Puedo dar fe de que existe el propósito desde las empresas TI y el sector privado de apoyar y -por qué no- tomar el liderazgo para impulsar con mayor velocidad las actualizaciones requeridas, las cuales deben estar previstas y fortalecidas desde los programas, marcos jurídicos y proyectos que harán de la infraestructura TI un vehículo y aliado del desarrollo. Es un plan que nos lleva a pensar el desarrollo TI no solo para la conectividad de las personas y los negocios, sino como parte de todo un paquete de soluciones de ciudades inteligentes, de un Internet del Todo que ayudará a alcanzar nuevos niveles productivos en diferentes industrias, lo que irá en beneficio de los indicadores económicos y en relación con la transformación de la vida de las personas.

Estamos aventajados en parte, pero todavía hay muchos temas en mora, en especial en un país como Colombia con condiciones demográficas y topográficas muy diversas y donde pese a que hay todas las posibilidades para ser caso de referencia regional, hay muchas dificultades y exigencia. No hay derechos a dudas: desde la TI debemos impulsar y ser soporte del crecimiento y la productividad nacionales, y no un obstáculo de cara al futuro. En eso tiene toda la razón el Presidente Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?