Opinión

  • | 2013/11/25 17:00

    La facilitación del comercio internacional de servicios

    Colombia es un país cuya importación duplica las exportaciones en el sector de servicios. Aunque hay algunos casos exitosos de internacionalización, aún hay un camino por desarrollar. Opinión de Maria Alejandra Gonzalez-Perez.*

COMPARTIR

La política exterior de Colombia busca, según Gabriel Duque Mildenberg, Embajador de Colombia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), “que nuestra economía se inserte en cadenas de valor globales”, y para esto cuenta con tres pilares de trabajo para internacionalización del país: (i) creación, mantenimiento e implementación de reglas del juego de la integración económica; (ii) identificar y concretar oportunidades de exportación e inversión; y (iii) facilitación del comercio. Esta participación en cadenas de valor global puede ser tanto en producción en cadena de bienes, como de servicios.

Pese a que Colombia es un importador neto de servicios (US$10 billones en importaciones, respecto a US$5,1 billones exportados en servicios en el año 2012), varias empresas colombianas en el sector de servicios han tenido un proceso de internacionalización exitoso en los últimos años dentro de la región. Algunos ejemplos que vale la pena resaltar son: las operaciones en Centroamérica de EPM, la presencia en transmisión de energía de ISA en Chile, Brasil, Ecuador, Perú y Bolivia; la adquisición más grande que ha tenido el país fuera de Colombia al comprar los activos del grupo holandés ING en Chile, Uruguay, Perú y México por parte del Grupo Sura; la adquisición del Banco BAC Credomatic en Centroamérica por el Grupo Aval, y en el año 2013 la adquisición de las operaciones del banco HSBC en Panamá por Bancolombia, entre otros.

De acuerdo a los estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la OMC y de Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), el porcentaje de personas empleadas ocupadas en el sector de los servicios aumentó en la última década de 39% a 44%. Esto es reflejo que este sector se ha convertido en un componente de gran importancia en la economía internacional representando actualmente cerca del 20% del comercio mundial. Este aumento debido parcialmente a que liberalización de mercados y el desarrollo las tecnologías de información han propiciado la facilidad para el ejercicio de servicios profesionales mediante internet. Desde 1980 el crecimiento mundial anual promedio del sector de los servicios ha sido del 8%, y en caso de Colombia desde el año 2010 el crecimiento anual promedio ha sido 10%.

En el año 2012, los países que más exportaron en el sector servicio fueron Estados Unidos (14,3%), Reino Unido (6,4%), Alemania (5,9%), Francia (4,8%), y China (4,4%). Las exportaciones de servicios en el mundo tienen un grado significativo de concentración, ya que el 51,2% de las exportaciones de servicios están concentradas solo en 10 países. Esto también ocurre de manera paralela en las importaciones, donde 10 países son responsables del 47,7% de las importaciones mundiales de servicios. De estos 10 países se resaltan: Estados Unidos (9%), Alemania (7,1%), China (6,7%), Japón (4,2%), y el Reino Unido (4,2%). Este balance comercial entre las exportaciones e importaciones, se asocia según la UNCTAD a que al aumentar los niveles de especialización en los países desarrollados estos se van a focalizar en (bienes y) servicios específicos, y por ende habrá una tendencia a comisionar externamente los otros servicios (y bienes) a países que se hayan especializado en aquellos en los cuales el país no tiene sus fortalezas.

Sin embargo, centralizar economías en el sector servicios no es una panacea para todos los países. En los países desarrollados se observa una mayor concentración de empleos en el sector de los servicios, y en el grupo de países más avanzados el 74% de los empleos son en servicios. Según analiza Alberto Gabriele, de la división de comercio internacional de la Unctad, “el sector de los servicios tiene una contribución importante al crecimiento social y económico de los países y a la reducción de la pobreza. En general, crear empleos en el sector de servicios, es más fácil que en otras industrias, y además de esto en muchos casos la proporción de mujeres empleadas en los sectores de servicios y de agricultura es relativamente más alta que en otro sectores”.

Es importante resaltar como hace énfasis el señor Bruno Antunes, Oficial de Asuntos Económicos de la Unctad, que “la estructura económica de los países no se puede cambiar de un día para otro, y reformas de las economías nacionales y regionales deben estar acompañadas de políticas sectoriales, de un marco institucional regulatorio, y de una alineación entre las políticas de servicios, con las comerciales y macroeconómicas”.

En cuanto a la facilitación del comercio de servicios profesionales en acuerdos internacionales, es importante, según Antunes, la armonización de estándares, sistemas pensionales y mecanismos tributarios, y además enfatiza que “el éxito de la internacionalización de servicios profesionales, puede depender de contar con la participación cooperada de asociaciones profesionales de los países negociadores para que, teniendo en cuenta las reglas propias de cada país para ejercer profesiones, se busque de manera conjunta remover obstáculos que faciliten el mutuo reconocimiento de títulos y calificaciones obtenidas en el exterior”.


* (PhD) Profesora Titular de la Escuela de Administración
Universidad EAFIT


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?