Opinión

  • | 2017/03/18 00:01

    China reconstruyendo la ruta de la seda

    China en conjunto con sus socios comerciales de Eurasia ha empezado a reconstruir la antigua ruta de la seda para unir su comercio con Europa.

COMPARTIR

China ha puesto en marcha la iniciativa “One Belt, One Road”, que reconstruye la antigua ruta de la seda que unía el comercio entre Europa occidental y China a través del paso obligado por Asia Central y el Medio Oriente. La nueva ruta de la seda es una integración en términos comerciales, de infraestructura, y financieros, entre China y los países de Eurasia para desarrollar el comercio y todas las facilidades físicas que una integración como esa requiere, como puertos, autopistas, centros logísticos, trenes de alta velocidad, aeropuertos y oleoductos.

El área de One Belt, One Road, integra las economías de más de diez países desde Europa occidental hasta China, juntas esas economías tienen el 70% de la población mundial, producen el 70% del PIB mundial y poseen el 75% de las fuentes de energía del planeta. Por ejemplo, Rusia, Kazajistán e Irán son grandes productores de petróleo y gas, mientras que Pakistán y Sri Lanka son pasos para el comercio entre China y Europa.

También le puede interesar: Los 20.000 puntos del Dow Jones no tan rápido

La nueva ruta de la seda que China ha decidido liderar involucra inversiones en infraestructura física por US$3 trillones (millones de millones) que están siendo canalizadas especialmente por el Banco de Inversión Chino para la Infraestructura, y en menor medida por el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, entre esas tres agencias están siendo financiados los proyectos de infraestructura que buscan incrementar los flujos de comercio y propiciar un mayor tránsito de personas a lo largo del basto corredor comercial.

La visión de China de integrarse cada vez más con Europa, y en especial con los países de Asia Central facilitando las inversiones y en muchos casos actuando como financiador de los proyectos, contrasta radicalmente con las acciones de Trump que piensa llevar a Estados Unidos hacia una era de aislamiento bajo la consigna de Estados Unidos primero, ese espacio será copado rápidamente por China que no dudará en financiar las alianzas comerciales y de seguridad que sean necesarias para consolidar su liderazgo desde Europa hasta sus fronteras.

China parece entender que una efectiva cooperación en términos financieros con sus socios, tiene mayor efectividad, que la cooperación militar y de seguridad que ha ejercido Estados Unidos para conservar su liderazgo en el mundo luego de la Segunda Guerra Mundial, cooperación que Trump ahora reúsa seguir manteniendo porque la considera onerosa para Estados Unidos.  

Le sugerimos leer: Los cinco pasos de Odebrecht en el Banco Agrario

Las colosales inversiones que está efectuando China en su propia infraestructura, y en la de sus socios, es consistente con las necesidades de inversión en ese rubro que necesitan las economías emergentes para garantizar su crecimiento económico a largo plazo. El Global McKinsey Institute calculó el año pasado que las necesidades de desarrollo de infraestructura alcanzan US$3,3 trillones anuales de aquí a 2030 solo para mantener el ritmo de expansión reportado por las principales economías.

La ola de inversión china en las economías de sus socios es también una forma de mantener el crecimiento de su economía, la mayoría de proyectos fuera del territorio chino son ejecutados por empresas chinas o por consorcios donde tienen la mayoría de participación, y por supuesto la infraestructura que se viene desarrollando está focalizada en incrementar el comercio desde China y hacia China para asegurar la provisión de energía y materias primas.

Algunos ejemplos de lo que se está desarrollando son, una zona económica especial en la ciudad Khorgos justo en la frontera entre China y Kazajistán que abarca 5.740 hectáreas para industrias comerciales y manufactureras, y adyacente al mar Caspio. Una línea férrea de 472 Km entre Nairobi y el puerto de Mombasa, donde el Exim Bank de china financió el 90% de los US$ 3.8 billones, el principal contratista de la obra es la China Road and Bridge Corporation. El desarrollo de un puerto en el distrito financiero de Colombo en Sri Lanka por parte de China Harbor Engineering Company, las inversiones alcanzan US$1.4 billones. El financiamiento por US$6 billones de una autopista de 450 Km desde Kunming en Singapur hasta Vientiane la capital de Laos. Y un gasoducto que construirá China National Petroleum Corporation por valor de US$7.3 billones y que recorrerá 1.833 Km desde Turkmenistán hasta China pasando por Uzbekistán y Kazajistán.

Lea también: SITP un monopolio quebrado en Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 522

PORTADA

Las 5000 empresas más grandes de Colombia

Pese a las condiciones económicas adversas del año pasado, las grandes compañías colombianas lograron mantener buenos ritmos de crecimiento. Construcción y agro, los propulsores.