Opinión

  • | 2017/04/24 00:01

    Fútbol y marca: reina la Champions League

    Con más de 1.650 millones de aficionados, el fútbol es el deporte que mueve más dinero en el mundo. Hace poco se definieron los semifinalistas de la Champions League donde 4 equipos, esta vez no los más poderosos económicamente, se disputarán el título que suma casi 57,2 millones de euros.

COMPARTIR

Real Madrid, Juventus, Atlético de Madrid y Mónaco, disputarán las semifinales del torneo europeo, buscando no solo la gloria deportiva, sino aumentar su poderío económico que les permita atraer más ingresos, vender más camisetas, conseguir mejores contratos de patrocinio y adicionalmente, atraer más hinchas que gasten dinero en su marca. Aunque se podría pensar que los clubes con mayor dinero y potencial de su marca, tendrían más posibilidades de ser ganadores de los torneos, esto por la mayor capacidad para comprar mejores jugadores y contratar a los más exitosos técnicos, dicha relación no se cumple en esta versión.

También le puede interesar: Macro gerencia Vs. micro gerencia

Por ejemplo, la última edición del informe anual de Brad Finance sobre clubes de fútbol que se basa en la fortaleza de la marca (índice BSI), su potencial de desarrollo y los ingresos reales de los clubes (incluyendo derechos de televisión, comerciales y de patrocinio, y de día de partido), sitúa al Manchester United como la marca líder con 1.077 millones de euros, a pesar de que sigue sin lograr los éxitos deportivos de antaño, y que este año tan sólo disputa la Europa League, torneo no tan prestigioso como la Liga de Campeones. Por detrás, aparece el Real Madrid, alcanzando los 1.056 millones de euros (si se cumple la relación positiva). La Juventus aparece como el 11avo equipo con una valoración de marca de 264 millones de dólares, el Atlético de Madrid se sitúa en la 15ª posición, con un valor de marca es de 245 millones, y el Mónaco en la 33ª posición con una valoración de 114 millones.

Como si se tratara de un mercado bursátil en el que se pretende un sinfín de especulaciones sobre oferta y demanda, el fútbol sigue evolucionado en un negocio de altas rentabilidades, que juega además con la pasión de sus aficionados. Establecer a los equipos como marcas registradas se ha convertido en una de las estrategias más usadas para configurar un mercado de espectadores e hinchas, que les llevan a tener altos márgenes de ganancias, y un extraordinario potencial de patrocinio con un portafolio de inversores nacionales e internacionales.

Entrar a este torneo, jugarlo y ganarlo tiene una alta correlación entre logros deportivos y finanzas al alza. En las últimas once ediciones de la Champions League (incluida la última que ganó Real Madrid en la temporada 15/16) hubo siete campeones distintos: Barcelona (con cuatro conquistas), Real Madrid (dos), y luego Bayern, Chelsea, Inter, Manchester United y Milán (todos con una). Y el hecho es que todos ellos figuraban dentro de los diez clubes más ricos cuando salieron campeones, y actualmente se encuentran entre el top 15 de los más valiosos del mundo, según la última clasificación de Forbes. Por lo tanto, parecería que para levantar la “Orejona” hay que tener bastante dinero.

En cuanto a los jugadores, los que disputan las ligas europeas son los reyes de las ganancias. El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo es el futbolista con mayores ingresos de la temporada 2016-2017 con un sueldo de 87,5 millones de euros, superando por primera vez a Lionel Messi, que se lleva 76,5 millones. En otras palabras, CR7 cobra 1.256 euros más que Messi a cada hora que pasa, según el informe publicado por France Football en la 19º edición del informe llamado "Los Salarios de las Estrellas", donde incluye el salario bruto, las primas y las ganancias por publicidad acumuladas en la última temporada.

Le sugerimos leer: Robots vs. Trabajo humano

En la tercera posición se encuentra el brasileño Neymar con 55,5 millones de euros, seguido de Gareth Bale con 41 millones. Sí, los cuatro futbolistas que más ingresan juegan en el Barcelona y Real Madrid. Por algo han ganado las últimas tres Champions entre ambos equipos, pagando sueldos de récord. Sumando los ingresos del podio de los futbolistas mejor pagados hacen un total de 219,5 millones de euros.

Al igual que en la economía y el mundo financiero, el fútbol depende de la venta de activos, la devaluación interna, y el impulso exportador que adopte por su calidad de juego. Gran parte de las rentabilidades provienen de lo que se obtenga de eventos deportivos de alto impacto gracias a los resultados en taquilla, y por negociación de los contratos de televisión, por lo cual, disponer del mejor talento para la formación de un equipo es vital para escalar hacia el éxito a mediano y largo plazo.

Para 2016, un estudio realizado por Internacional Euromericas Sport Marketing reveló que el fútbol es el deporte más popular valorizado en US$700.000 millones anuales, repartidos entre casi 330 millones de jugadores que pertenecen a 2,3 millones de equipos alrededor del mundo. Así, este deporte podría ser considerado como la 12a economía en tamaño a nivel mundial, hecho realmente impactante si se considera que tan sólo 30 países tienen un PIB equiparable.

En esta era de la marca mundial, hoy día la élite del fútbol puede seguir exprimiendo los ingresos de todos los continentes con Asia, y China tal vez, ofreciéndoles el mayor potencial de crecimiento. Pero, ¿qué sucederá cuando ya se hayan utilizado y ordeñado por completo? ¿Podrá crecer más el fútbol? Éstas son las preguntas que debería hacerse la industria futbolera: afrontar y resolver su futuro o riesgo de morir, tal vez, por otro deporte.

Lea también: Retengamos el talento humano

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.